Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

EMPLEO Y DISCAPACIDAD

EMPLEO Y DISCAPACIDAD

En los últimos tiempos, se han realizado esfuerzos por fomentar un cambio en las oportunidades de empleo y de participación de las personas con discapacidad en la sociedad. Pero todavía, a pesar de que muchas de estas personas  pueden y quieren trabajar, desde ITEP hemos percibido que, a menudo, se hallan excluidas del mundo laboral, por lo tanto, a  la hora de hablar de empleo y discapacidad, debemos ser conscientes que  nos enfrentamos a una serie de barreras sociales (prejuicios por parte del empleador), psicológicas (creencias negativas d la propia persona discapacitada sobre sí mismo) e incluso todavía arquitectónicas (no adecuación física del lugar de trabajo), a tener en cuenta para poder superar.
La discapacidad puede no influir prácticamente en la capacidad para trabajar y participar en la sociedad o, por el contrario, puede tener una repercusión importante, requiriendo un apoyo y una ayuda considerables, esto depende de cada situación personal.
Pero a rasgos generales, podemos decir que cada vez encontramos más argumentos que avalan la conveniencia de contratar a personas con discapacidades. “Las personas discapacitadas suelen ser empleados capaces y responsables cuya tasa de asistencia al trabajo es elevada, que sufren pocos accidentes y que con frecuencia permanecen en el puesto de trabajo durante más tiempo que los demás empleados. Asimismo, contribuyen a la productividad, a la moral del personal y al espíritu de equipo en el lugar de trabajo en general. Además, pueden atraer a una clientela más amplia, como las personas con discapacidades y sus familiares, amigos o defensores. Habida cuenta de que las personas con discapacidades representan alrededor del 10 por ciento de la población, este incremento de la clientela puede tener un gran impacto sobre una empresa o un servicio dados. Los empleadores también se benefician al conservar en el empleo a las personas cuya discapacidad se produjo durante su contratación. Así, siguen aprovechando los valiosos conocimientos adquiridos en el puesto de trabajo y por medio de cursos de capacitación profesional. Además, evitan pérdidas de tiempo y ahorran los gastos de asistencia médica y de seguro afines, así como los costos resultantes de contratar e impartir formación al nuevo personal.”(«Unlocking Potential. The New Disability Business Case». Employers’ Forum on Disability, Reino Unido, 2000.)
Cuando hablamos de integración social de las personas con discapacidad, no nos podemos olvidar que lo ideal, siempre que las capacidades del usuario lo permitan, sería que trabajasen en empleos ordinarios con el resto de trabajadores, para así potenciar la igualdad de oportunidades para todos. Para este fin, existe la modalidad de “EMPLEO CON APOYO”, que consiste en un trabajo remunerado en empresas ordinarias, con un contrato laboral individual, para personas con discapacidad que necesitan apoyo y seguimiento. Concretamente, consiste en el acompañamiento del trabajador por un preparador laboral que le instruye y forma, dentro del puesto de trabajo, y que va retirando progresivamente  su ayuda, una vez que la persona es autosuficiente para realizar el empleo.

Una de las principales herramientas para llevar a cabo actuaciones de empleo con apoyo es la de la figura mediadora, denominada ‘preparador laboral’, ‘tutor’ o ‘mediador’.
El preparador laboral ofrece al trabajador con desventaja social el apoyo necesario para su adaptación al puesto de trabajo, desde la preparación para el desarrollo de las habilidades y tareas necesarias, hasta el seguimiento y acompañamiento en el puesto de trabajo.
Con él, se pretende tener una persona dedicada exclusivamente a la Inserción Laboral de las personas con discapacidad psíquica. Para ello se prepara a la persona con discapacidad para ocupar un puesto de trabajo, entrenándola en las habilidades básicas para el trabajo y buscándole dicho trabajo.

El preparador laboral, es un puesto de reciente creación que ofrece una salida a los profesionales de la Integración Social, puesto que cumplen las competencias y las funciones requeridas para acceder a las posibles ofertas de empleo relacionadas con este empleo. Es uno de los aspectos positivos, del gran abanico de funciones que abarca la figura de la persona que decide realizar el Curso de Técnico de grado superior en integracion social en Madrid.

 

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.