Me Informo

Radioterapia Vs Cáncer de Próstata

Un médico explica a su paciente los resultados de una prueba de cáncer de próstata

Hay muchos tipos de tumores, la mayoría son de carácter general, es decir, afectan por igual a ambos sexos puesto que atacan a órganos que son comunes a todo ser humano. Sin embargo, hay tipologías de cáncer que atacan a las particularidades que nos diferencian, en el caso de las mujeres el de mama es el de mayor incidencia dentro de su sexo y, como no podía ser de otra manera, el de próstata es el que más preocupa a la parte masculina de la población. Para este artículo vamos a centrarnos en este último para conocer un poco más como se está planteando la batalla para vencerle. Todo ello desde la convicción de que esa lucha tiene, en las personas que han realizado, y superado, el Curso de Tecnico Superior en Radioterapia en Madrid, o cualquier otro punto de España, un poderoso aliado.

Antes de todo, repasemos algunos números de esta dolencia y de su peso específico. En España, se diagnostican, cada año, cerca de 214.000 casos de tumores prostáticos, lo cual significa una incidencia de 82,65 casos por cada 100.000 hombres. De esos casos, el 75% fueron detectados en pacientes mayores de 65 años. Diseccionando aún más esos números, la estadística dice que el 90,2% de este tipo de patologías que se detecta resulta ser un cáncer de próstata localizado, mientras que tan sólo un 4% es detectado cuando ya presenta metástasis. El bajo índice del segundo supuesto, hace que este tipo de tumores sea denominado de buen pronóstico, toda vez que según la Unión Europea en el año 2014 se logró hacer descender un 10% la mortalidad de este tipo de dolencias.

Estos números, que albergan un moderado optimismo, son en parte alcanzados gracias a que cada vez más se está optando por una alternativa a la cirugía de próstata radical, la braquiterapia. Este tipo de radiación, administrada con pericia por un Técnico Superior en Radioterapia, es de tipo interno, es decir, que ataca justo al lecho tumoral, afectando únicamente al órgano víctima de las células tumorales. Incluso se puede implantar lo que los especialistas denominan semillas radiactivas, un tratamiento gradual que acompaña al paciente y que, una vez colocado, le permite desarrollar una vida normal al poco tiempo. Esta técnica combinada, cuando debe ser así, con la radioterapia externa, es el arma a través del cual esta terrible enfermedad resulta cada día un poco menos letal.

Pero además de todo esto, el optar por la braquiterapia trae consigo beneficios para el paciente que la cirugía hacía impensables. Con la aplicación de esta modalidad de radiación se logran minimizar los efectos secundarios tan importantes que suponían el paso por quirófano del enfermo. De la mano del Tecnico Superior en Radioterapia y los adelantos en este campo, se logra que la braquiterapia aplicada en la próstata del paciente no devengue en incontinencia urinaria, así como, del mismo modo, logra preservar la función sexual de quien sufre el tumor. Sin duda, estas capacidades de preservar lo más posible la normalidad de la vida diaria del enfermo, supone un alivio de las secuelas psicológicas que suponen una dolencia importante como es el tumor prostático.

Como se puede ver, la Radioterapia está a la vanguardia en la lucha por vencer al terrible enemigo que es el cáncer. Es por eso que desde ITEP ponemos toda la atención que somos capaces de aportar, así como los medios técnicos necesarios, para que nuestros alumnos del Ciclo Superior de Radioterapia salgan de nuestras aulas lo mejor preparados posible y que, de este modo, puedan aportar su conocimiento adquirido para ayudar a superar una situación de potencial mortalidad a los pacientes que pasen por sus manos.

¿Quieres más info?
Solicita información