Me Informo

¿Qué es RSC?

Reunión de personas en una oficina

Estamos pasando por una de las etapas del invierno más dura en varios años. Todos los años se ven imágenes de temporales, de inundaciones, de aludes y de lluvias torrenciales, pero en pocas ocasiones todo se ha sincronizado como está pasando estos días en casi toda la Península Ibérica. Si hasta las Islas Canarias se han “solidarizado” en ese sentido y están pasando por episodios de nevadas, lluvias y vientos que incluso lograron cerrar el aeropuerto más grande del archipiélago insular. Todo esto hace que el comportamiento humano se vea afectado. La apatía es la protagonista en la mayoría de escenarios. Los hay en que no queda otra que superarla para afrontar el día a día, en cuanto a lo laboral o escolar se refiere, pero en el resto lo que el deseo demanda es quedarse en casa bajo el abrigo de una buena manta que aplaque nuestros males y nos conceda confort ante el panorama de ahí fuera. Usando el símil de esa manta, nos queremos acercar a la figura de las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Administración y Finanzas en Madrid, por ejemplo, y de su capacidad para velar por muchos de los elementos del funcionamiento de la empresa.

Como la manta del simil, los trabajadores de esta disciplina conforman un parapeto general que vela por el correcto funcionamiento de buena parte de los mecanismos internos de la empresa. Tan solo hace falta echar un rápido vistazo a la ficha de este ciclo en la web de ITEP, para darse cuenta de que por sus manos pasan algunas de las decisiones que intervienen en el día a día de la firma y gran parte de la documentación que articula este funcionamiento. Uno de esos departamentos en los que tiene presencia es el que rige la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la compañía para la que presta sus servicios el Técnico Superior en Administración y Finanzas.

Según el Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa, este concepto se define como “una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general”. En este sentido, el profesional administrativo se encarga de gestionar la manera en que esa voluntad de poner en práctica la RSC se transmite a los distintos grupos de importancia que cita la definición. Hace posible que se pongan de manifiesto las políticas en cuanto al reparto justo de dividendos, que se lleve a cabo una gestión transparente de la empresa o que las inversiones que se realicen responden a una cierta lógica. Eso en cuanto a lo que se refiere a los accionistas. También realiza, el técnico superior en esta disciplina, tareas en cuanto a lo que se refiere a la RSC aplicada a trabajadores (medidas de conciliación familiar, formación interna, decisiones de seguridad en el trabajo, etc), clientes (comprobaciones de los mecanismos de revisión de la calidad y fiabilidad del producto, por ejemplo) y el medioambiente (repasando la eficiencia energética de la empresa o aplicando medidas que reduzcan el impacto en el medio natural donde está establecida la empresa).

Como vemos cada vez que nos acercamos a esta disciplina, el trabajo que realiza el Técnico Superior en Administración y Finanzas es de bastante carga de responsabilidad. Por ello su labor se debe ser respaldada por una formación sólida y completa. La receta que implementamos en ITEP para lograr cubrir ese objetivo de excelencia educativa pivota sobre tres elementos fundamentales. La excelente labor de un profesorado comprometido con sus alumnos y con años de experiencia, unos medios didácticos a la altura de la exigencia que muestra el ciclo, y un completo calendario de prácticas que sumergen al alumno en una cosmovisión de su futura profesión.

¿Quieres más info?
Solicita información