Hace más o menos un año, las obras que cambiaron la cara a una de las principales arterias de la ciudad de Madrid tocaron a su fin. Gran Vía, la calle más cercana a la célebre Broadway de la capital de España, vio como su mobiliario se modernizaba, sus aceras se ensanchaban y los arboles que en un futuro dotarán de sombra al legendario paseo. Por delante quedaba un proceso de uso cuidado para que en un ambiente tan aparentemente inhóspito, esas ramas crecieran para convertirse en árboles sanos que dotaran de bienestar a los paseantes. Por otro lado, hace apenas una semana, la borrasca Filomena descargaba con fuerza en Madrid y uno de sus principales efectos ha sido derribar árboles, cientos de árboles, muchos de ellos de edad avanzada y cuyas raíces empezaban a dejar qué desear. La combinación de ambos fenómenos viene a indicar el camino por el cual los viejos esquejes piden una cierta sustitución por ramajes de menos edad cuyo crecimiento pueda ser supervisado para que el camino a su desarrollo pueda ser acabado con las mejores condiciones posibles. Con esto en mente, hoy queremos hablar de la disciplina del Técnico Superior en Integración Social Online.

En determinados aspectos, la sociedad funciona de parecida forma a la combinación de los dos efectos descritos con anterioridad. Hay conceptos, mecanismos y sinergias sociales que necesitan ser, con el avance del tiempo, revisadas. Muchas de estas circunstancias atañen a colectivos sociales que necesitan ayuda para ser reinsertadas en el tejido social. Pero es posible que estos cambios de actualización de contenidos sensible requieran de la participación de las generaciones venideras, y por tanto, éstas deban ser documentadas e ilustradas para que esta actualización sea lo más positiva posible. Es en este punto donde el Técnico Superior en Integración Social puede tener mucho que decir.

Igual que en el primer ejemplo que poníamos, al principio de esta entrada del blog de ITEP, es posible crear conciencia social desde la misma semilla de las generaciones que van a determinar en qué dirección va a ir la sociedad en el futuro. Si lo que se quiere es que los viejos prejuicios pierdan su lugar y el pensamiento inclusivo y respetuoso se impongan, lo mejor que se puede hacer es acudir a esas mismas generaciones en el momento inicial de su formación como individuos de una sociedad que está por ser escrita pero que requiere de muchos cambios con respecto a la actual.

En este sentido, no son pocas las iniciativas que tratan de crear conciencia social y conocimiento cívico en las aulas españolas. Por regla general en tramos de edad entre los 6 y los 12 cos y en otros tramos posteriores, se realizan actividades que traten hacer conscientes a los más jóvenes de la necesidad de potenciar valores que afecten al desarrollo personal, las relaciones sociales entendidas desde el respeto y la igualdad o en la creencia de un entorno social inclusivo y comprensivo. Evidentemente, en las etapas más iniciales de la formación, estas sesiones son cubiertas por un manto lúdico.

Como es obvio, el reto es mayúsculo pero de una importancia vital de cara al futuro de la sociedad en nuestro país. Queda mucho trabajo por hacerse y, por la sensibilidad intrínseca del proceso, se requiere de profesionales con formación solida, completa y actualizada. Desde ITEP pretendemos formar parte de ese proceso preparando a los futuros Técnico Superior en Integración Social mediante la modalidad Online maximizando las potencialidades que la tecnología nos ofrece y acompañando al alumno en todo momento a través de un equipo pedagógico de calidad y humanidad contrastada.