Pocas cosas se nos presentan más inamovibles, aunque, como dijo Galileo Galilei en su famosa abjuración “y sin embargo se mueve”, que una montaña. Desde que en 1852 se registrara la altura del Everest, la montaña más alta del planeta, y se situara en 8.839 metros, esta cifra ha variado en, al menos, una ocasión. En 1953 se demostró que en realidad el monstruo rocoso mide 8.848 metros. Tal majestuosidad natural, explica a las claras el mérito que tuvieron los primeros hombres que pisaron su cima e, igualmente, el último escalador que lo ha logrado. Sin embargo, es evidente que una persona por sí sola no puede acometer dicho reto. Pese a que suene al más raído de los tópicos, el equipo, la unión de varias personas a lo largo de las fases del ascenso, es clave para poder decir que se ha tocado el techo del mundo. Este trabajo colaborativo nos sirve de metáfora perfecta para describir la unión de profesionales, entre los que se encuentra aquella persona que ha realizado, y superado, el Curso de Técnico Superior en Higiene Bucodental Online, que pretende acometer otro difícil ascenso, el de la pérdida de miedo del mundo al dentista.

Para aceptar ese reto, las personas que realicen esta formación tienen que tener un amor especial a la profesión que han elegido para su futuro. Ese amor es el que empuja, a estas personas, a buscar convertirse en especialistas en la materia, incluso superando el contexto en el que viven. Por eso, desde ITEP apoyamos sin paliativos la formación online, para que personas así sepan que la distancia o las dificultades no pueden separarles de su meta. Con los medios técnicos adecuados y la profesionalidad de un equipo docente dispuesto a guiar al alumno por el camino del conocimiento, todo es posible.

El Técnico Superior en Higiene Bucodental conforma una base de estabilidad en toda clínica odontológica. Codo con codo con el odontólogo general, el especialista, el Auxiliar de Enfermería y el personal de administración, conforman el equipo básico con el que una clínica de estas características funciona. En su buen hacer, en la capacidad empática, además de la propiamente profesional, en el esfuerzo conjunto de tratar de hacer fluir la comunicación y de que esta sea clara y comprensible para con sus pacientes, de la suma de todo ello depende el desterrar prejuicios que la gente tiene ante este tipo de clínicas.

Conscientes de que uno de los factores para lograr ese objetivo es la transparencia ante los tratamientos que realizan estos profesionales, queremos hacer en este mismo blog, un repaso, a vuelapluma, de aquellas acciones que acomete el Técnico Superior en Higiene Bucodental. Entre sus competencias está, por ejemplo, realizar la radiografía panorámica que ejercerá de guía para conocer los tratamientos que el paciente necesita, aplicar fluoruros tópicos, esto es en forma de crema o líquido, que ayuden a nuestros dientes a combatir las dolorosas caries, pulir obturaciones o pequeños desperfectos que presenten nuestras piezas dentales o realizar limpiezas o blanqueamientos.

Como podéis ver, el rol que estos profesionales ejercen en la clínica odontológica tiene un gran peso específico. Por ello en ITEP consideramos importante sumar este ciclo a nuestra oferta. Pero, además, consideramos que nadie que quiera formarse en esta disciplina debe quedarse sin la posibilidad de hacerlo. Siguiendo con ese precepto elegimos incluir la modalidad formativa online, para que aquellas personas que vean en esta profesión su forma de vida futura puedan elegir el ritmo de su educación, atendiendo al horario y el lugar que mejor consideren, de tal manera que sea el contexto vital en el que se encuentre no suponga un obstáculo entre el presente y la profesión que han escogido.