Lo queramos o no lo queramos, el coronavirus está volviendo a tomar secuestrada toda la actualidad que nos rodea. En un ejercicio asimétrico, cada rincón de España está sufriendo de una manera particular esta segunda oleada de casos confirmados que estamos viviendo. En el caso de Madrid, que es el entorno que nos es más cercano, aunque con la posibilidad de desarrollar la formación online nos sentimos cerca de cada punto de la geografía española, la situación se está agravando por momentos. Por un cúmulo de circunstancias el sistema sanitario y social está viendo como cierto colapso aparece en el horizonte. En esta tesitura, por desgracia, no debemos descartar que vaya a suceder con nosotros cualquier situación. Incluso una reclusión absoluta, aunque con excepcionalidades, no es algo que podamos dar por imposible. Esta vez nos pillará con la lección aprendida. Huyendo de compras compulsivas e ilógicas como las que se produjeron en la primera oleada, en la preparación de un tiempo indeterminado de confinamiento, sabemos que hay elementos que no pueden faltar en nuestra despensa. Hoy repasaremos esta y otras circunstancias al respecto desde el prisma de los especialistas que se han formado realizando el Curso de Técnico Superior en Dietética Online.

Estos profesionales, como tenemos cierta sapiencia ya en ITEP, se rigen por una palabra que sobrevuela su trabajo: saludable. En base a este concepto se desarrollan las ramas de esta profesión que busca divulgar, concienciar y contribuir a un proceso de alimentación que sea óptima para preservar la calidad de vida de los pacientes que pasan por las manos del Técnico Superior en Dietética. En este sentido, como otras muchas profesiones, han tenido que adaptar su manera de trabajar para amoldarla a la nueva normalidad. Lo mismo, por tanto, podemos decir del mensaje que tratan de proyectar en la sociedad.

Como ya vimos hace unos meses, la situación de confinamiento en la que nos vimos envueltos tuvo ciertos efectos en la población. De media, los ciudadanos subimos de peso entre 2 y 3 kilos por diversos factores. Además la calidad de la compra de alimentos bajó puesto que se adquirían provisiones que se podían alejar de una alimentación equilibrada y/o se compraron cantidades mucho más allá de lo recomendado. En este escenario y, como decíamos con anterioridad, no pudiendo descartar que podamos volver a esa situación de confinamiento, vamos a repasar algunos buenos consejos para mantener en orden nuestra vertiente nutricional.

Sea cual sea el escenario en el que nos encontremos, es evidente que el primero de los consejos es que, en lo referido a nuestra alimentación, debemos ponernos en manos de especialistas perfectamente formados que puedan asesorarnos con conocimiento de causa. En otro orden de cosas, a la hora de hacer la compra, y más aun preparando un confinamiento, total o parcial, debemos contar con elementos suficientes de frutas, verduras y hortalizas, puesto que deben estar presentes en nuestra alimentación casi todos los días, igual que huevos, legumbres y pescado y, por último, aunque más ocasionalmente, frutos secos y lácteos. Además esta alimentación equilibrada es recomendable conjugarla con ejercicio físico dentro de las posibilidades de la situación actual.

Sobre todo en el caso del primer consejo, es importante que la persona que así lo necesite encuentre guía en manos expertas. Pero eso hace recaer la responsabilidad en esas manos expertas y la formación que ha recibido. Por eso mismo, por una ley transitiva de responsabilidad, en ITEP redoblamos esfuerzos en el empeño en formar al Técnico Superior en Dietética, del presente y del futuro, ofertando la modalidad online de este ciclo superior. Gracias a un profesorado a la altura de las circunstancias, unas potencialidades tecnológicas punteras y un equipo pedagógico que acompaña y asiste al alumno en todo momento, conseguimos la excelencia formativa.