Es un hecho contrastado y que se está replicando por toda la Península estos días. Hace calor. Mucho calor. Pese a que parece que hay cierto sector poblacional que parece sorprendido por ello, es lo que se espera de un agosto habitual. Es cierto que las temperaturas están alcanzando cotas difícil de sobrellevar y que parece que estén envueltas en una escalada que no parece tener fin, pero es algo típico de un verano que se ve influenciado por el innegable cambio climático. En este escenario, entran en juego todos aquellos remedios que traten de aislarnos un poco de estas temperaturas, y más aún en un tiempo como este en el que, por razones de sentido común y de protección ante la COVID-19. El aire acondicionado, los ventiladores, la ropa ligera, los pulverizados con agua o una alimentación fresca e hidratante son algunos de los clásicos remedios a los que hemos acudido todos en alguna ocasión. Hoy, queremos profundizar en unos de esos remedios de la mano de profesionales como son las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Dietética Online y que, más allá de la regulación de temperatura nos hablarán de las ventajas del gazpacho como alimento nutritivo además de refrescante.

En esa dualidad del alimento veraniego por antonomasia, el gazpacho, podemos ver las potencialidades de profesiones como la del Técnico Superior en Dietética. Por un lado, el conocimiento de la variedad de alimentos que, por temporadas, pueden ayudar a sobrellevar las estaciones del año y, por otro, el conocimiento profundo que tiene de los diferentes elementos que conforman los alimentos les da una pista de lo que pueden recomendar, o no, a sus pacientes. Es de este modo como pueden ejercer la ayuda que estos necesitan y, al mismo tiempo, ejercen una labor pedagógica de cara a mejorar los hábitos alimentarios de la población.

El gazpacho forma parte de la dieta mediterránea que ha sido elevada a la categoría de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Su cambiante receta, según donde sea realizada, consta de tomate, pepino, pimiento, aceite de oliva, cebolla, ajo, zumo de limón, sal, agua y vinagre. Como queda patente en su lista de ingredientes, este alimento que tan bien nos hace en las calurosas mañana de aperitivo por ser tan refrescante, aporta un equilibrio nutricional que le hace un vehículo rico y apetecible de muchas propiedades beneficiosas de cara a nuestra salud.

Además de las ventajas antioxidantes del aceite de oliva, las facultades hidratantes y de aporte de vitaminas y minerales que tienen las hortalizas y verduras que pueblan la receta del gazpacho, este plato cuenta con una base conformada por el tomate que trae pingües beneficios para nuestra salud. Empezando por la capacidad contenedora de esta fruta en cuanto a las vitaminas A y C que tiene, y pasando porque es rico en licopeno. Este pigmento vegetal está reconocido como un potente protector contra la hipertensión por la SEC (Sociedad Española de Cardiología). Por último, el licopeno ayuda a mantener en buen estado el sistema circulatorio y nervioso de nuestro cuerpo.

Todos estos son conocimientos que pueden aportar expertos como el Técnico Superior en Dietética en base a una estricta, completa y sólida formación que reciben como bien sabemos en ITEP. Desde hace ya varios cursos incluimos la modalidad online de este ciclo para comodidad de aquellas personas que quisieran encaminar sus pasos profesionales por esta vía pero cuyo contexto vital les dificultara acudir a clase. Con la modalidad a distancia, cada uno elige el tiempo y el espacio físico donde realiza si preparación. Eso sí, siempre acompañado por los medios tecnológicos punteros con qué contamos y por un equipo pedagógico de calidad que tratará de ayudar al alumno en cada dificultad que se presente en el camino hacia la titulación.