Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Dietética, a la rica sandía pero poco

Inicio»Técnico Superior en Dietética Online»Técnico Superior en Dietética, a la rica sandía pero poco
  • Técnico Superior en Dietética Madrid

Técnico Superior en Dietética, a la rica sandía pero poco

Da igual desde donde estés leyendo esto, hace calor. Da igual si estás en la oficina trabajando, da igual si estás con el aperitivo porque no lo haces, da igual si estás de viaje por la costa o por el interior, si estás en la tumbona de la piscina o de la playa, o si estás perdido en medio de la montaña recargando pilas sin saber nada del mundo, da igual. El calor de este verano de temperaturas asfixiantes y agobiantes nos sigue y persigue implacablemente. Es por eso qué, buscamos refugios temporales y refrigerios que nos enfríen la temperatura corporal y la sensación térmica. Lo más socorrido es la bebida bien fría en un lugar fresco o, en su defecto, con un ventilador/aire acondicionado que refuerce la sensación de equilibrio del termostato interno que todos tenemos. Pero hay otras formas, como veremos en el texto que nos ocupa, de mantener fresquito nuestro organismo, al tiempo de que nos hidratamos y cumplimos con algunos de los requisitos nutricionales que deben estar presentes en nuestro día a día alimenticio. Hoy, de la mano de especialistas que han realizado, y superado, el Curso de Técnico Superior en Dietética en Madrid, por ejemplo, conoceremos mejo a: la sandía.

Tradicionalmente, la labor de los profesionales de la dietética y la nutrición tiende a ser tomada desde los extremos, cuando, paradójicamente, esta profesión busca el equilibrio perfecto entre la salud y la alimentación comprendida como correcta. Se tiene la percepción de que el Técnico Superior en Dietética es aquel que potencia el uso de determinados alimentos y veta sistemáticamente la ingesta de otros. Hoy conoceremos el caso de un alimento que, según los cánones, está recomendado por ser una fruta, pero que, a su vez, se infiere un consumo moderado de la misma, como veremos ahora.

El de la sandía es un ejemplo del equilibrio, a veces imposible, que buscan alcanzar los profesionales de la disciplina que hoy nos ocupa. Ni tan siquiera en las dietas más estrictas desaconsejan la ingesta de esta deliciosa fruta. Lo que sí recomiendan es medir las proporciones, de este alimento, que se toman. La razón radica en la carga de índice glucémico con el que cuenta la sandía y que, en cantidades demasiado alta puede crear una reacción en el cuerpo como si éste estuviera recibiendo glucosa de más. Esto hace que se segregue más insulina, aumentando la sensación de hambre y por tanto impulsando el acto de comer. Es por eso qué, desde fuentes alimentarias se recomienda la ingesta de cantidades moderadas de esta fruta.

Por lo demás, es una de las frutas que mejor van para el tiempo que está haciendo ahora mismo, al tiempo que cubre según qué necesidades alimenticias. Está formada por un 95% de agua, lo cual ayuda a que aporte pocas calorías por cada 100 gramos. Es cierto que en ella se encuentran poca cantidad de carbohidratos, fibra o proteínas, pero compensa esto con la carga intrínseca que conlleva en cuanto a licopeno, luteína y vitamina C.

El cuerpo principal del artículo que acabáis de leer está basado en los conocimientos que, durante su formación, adquiere el Técnico Superior en Dietética. Desde ITEP nos esforzamos cada día por poner, a disposición de los alumnos que así lo consideran, los medio humanos y materiales para que alcancen el objetivo que se marcan de convertirse en profesionales del presente, y el futuro, de la disciplina. Por eso, les aportamos, desde que cruzan nuestras puertas, un método basado en la excelencia de nuestro experimentado profesorado, unos medios didácticos de alto nivel y un calendario exigente y continuo de prácticas, tanto dentro como fuera del aula.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.