El cuerpo humano es un mundo en sí mismo. Después de milenios de desarrollo intelectual, no puede decir nadie en el planeta que es completo conocedor de todo lo que le concierne, no solo en cuanto a su morfología y composición, sino ya a las interacciones que el organismo tiene con elementos externos, como los alimentos, o entre las propias partes del cuerpo. Es cierto que el conocimiento sobre la biología humana está sustentado por bases categóricas y poco susceptibles de cambio. Sabemos que hay supuestos que deben darse para que la vida fluya. El corazón es el motor que nos mueve, el cerebro el ordenador más potente del mundo, que determina lo que sentimos y lo que hacemos, y el aparato digestivo es el centro de tratado de aquello que nos da vitalidad y energía. Pero tan importante como estas partes son los centros de distribución de nutrientes que tenemos a lo largo del cuerpo, el sistema circulatorio. El más mínimo atasco en una de las vías que lleva la sangre de un lado a otro puede acabar colapsando el sistema completo. Algo parecido vamos a ver que se trata de evitar en al ámbito de trabajo de las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Comercio Internacional Online.

Estos profesionales forman parte del que podríamos llamar el sistema circulatorio del planeta. En su labor está el hecho de que los productos del tejido empresarial de un país se muevan, no sólo de manera interna dentro de las propias fronteras, sino, esencialmente, más allá de las mismas. Igualmente, el Técnico Superior en Comercio Internacional tiene la potestad para tratar de colaborar en que el sistema de circulación de mercancías fluya con normalidad y así, de manera indirecta, su trabajo se vea facilitado de alguna manera. Veamos cómo puede ser así.

En el terreno del comercio exterior, se trabaja codo con codo con el personal experto en logística. Es en este ámbito en el que se piden cambios de cara a que el tránsito de mercancías no se vea obstaculizado al paso por nuestro país. En términos del símil con que hemos empezado del texto, se trata de evitar la creación de trombos que obstruyan el circular de la sangre. ¿Cómo se puede conseguir tal cosa? Desde organizaciones bien conocedoras de la materia, se han listado una serie de medidas que pueden mejorar el paso de mercancías por nuestro país.

Básicamente, las soluciones propuestas pasan por un concepto, la necesidad de mejorar lo ya establecido. Esto es, se necesita aligerar la burocracia necesaria para que los trámites aduaneros se satisfagan con una presteza que no interfiera en el transitar de mercancías, pues esto retrasa plazos y genera desconfianza en los puntos de inicio y fin de transacción lo cual puede conducir a la búsqueda de rutas alternativas que saquen a España de la ecuación. Un procedimiento exprés aduanero y la agilidad en la gestión de los Puestos de Inspección Fronteriza basada en la inclusión de más personal facilitarían el camino.

Todos los que hemos tratado en el texto de hoy, son conceptos que no se le escapan a cualquier Técnico Superior en Comercio Internacional que se precie. El conocimiento de estos y otros muchos saberes profesionales hace de esta profesión una de las más exigentes que hay. Desde ITEP aceptamos el reto de formar a los mejores profesionales de la disciplina y por eso asumimos el compromiso de acercar esa posibilidad a cualquier persona que quisiera aceptarla, independientemente de su contexto vital. Gracias a unos medios tecnológicos punteros y a un equipo pedagógico excelente, implantamos la modalidad Online de este ciclo para que nuestro alumnado, sin ceder un ápice de exigencia, pueda sacar adelante sus estudios eligiendo el cuando y el donde lo hace posible.