La riqueza de España reside en su diversidad. En todos los ámbitos somos un país de contrastes que hace posible encontrar acomodo a cualquier persona independientemente de sus características e inquietudes. En lo climatológico contamos con escenarios bien diferenciados. En lo anímico puedes encontrarte con el dinamismo y lo positivo de unas zonas y con lo enjuto y calmado de otras. Poseemos grandes ciudades frenéticas en las que la vida arrolla a quien se encuentra por delante y pueblos en los que la quietud es la nota principal por la falta de población. Tenemos turismo de playa, de los mejores de Europa, y turismo de montaña son tener que cruzar una sola frontera. Y en todo ello hay puntos intermedios de los que disfrutar. Todo ello muestra un panorama que hace de nuestro país un lugar excepcional. Salvo cuando se polariza. En algunos segmentos de negocio, como el que se corresponde con el de las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Comercio Internacional Online, parece que todo pase por las dos grandes ciudades del país como son Madrid y Barcelona, que los grandes negocios al respecto tengan en ellas los grandes puntales. Hoy veremos como hemos olvidado que otras zonas tienen cosas que decir en este terreno.

Como se puede ver en cada vez más publicaciones, el comercio entre naciones y mercados puede ser uno de los salvavidas de las maltrechas, por la pandemia, economías de la zona europea. Esto hace recaer, sobre profesionales como el Técnico Superior en Comercio Internacional, una importante responsabilidad. Cabe recordar que la principal labor que realizan estos profesionales es la que se corresponde con la internacionalización de la marca, y los productos, para la que desempeña su labor. Pues bien, hoy queremos reconocer la labor al respecto que se está haciendo en Andalucía.

Históricamente, Andalucía siempre ha partido en situación de desventaja con los otros dos grandes polos de atención mercantil de España. Esta Comunidad Autónoma no hace ruido mediático, ni tiene el peso histórico que en su momento tuvieron los altos hornos del norte. Sin embargo, poco a poco se ha ido labrando, con trabajo y talento, una trayectoria por la cual han logrado que, parte de las exportaciones que hace nuestro país en determinadas categorías, sean casi en su totalidad procedentes de la región sur de la península. Vamos a conocer un poco más las cifras que hay al respecto.

Concretamente, en 2019, Andalucía logró aportar, a la balanza comercial de la nación, el 89% del total de lo exportado por España de minerales, escorias y cenizas (1.840 millones de euros), el 76% del aceite de oliva (2.382 millones de euros), el 50% de los cereales (226 millones de euros), el 49% de legumbres y hortalizas (3.227 millones de euros) y 41% del cobre y sus manufacturas (1.147 millones de euro). Todo ello empuja a las instituciones involucradas a pensar que, pese a la pandemia de la COVID-19, se puedan orquestar los mecanismos para tratar de mantener el ritmo exportador andaluz.

Sin duda, estas cifras son un rotundo éxito fruto de lo que es capaz de ofrecer la riqueza de las tierras del sur, el trabajo de quienes las trabajan y el talento de los profesionales, como el Técnico Superior en Comercio Internacional, que son capaces de llevar el producto español a mercados en el que son un rotundo éxito. Para que ello lo pueda hacer con garantías, su trabajo del estar apoyado en la formación que recibió. Desde ITEP estamos de acuerdo con ese concepto y por eso apostamos por una preparación de calidad apoyada en un método de enseñanza basado en la preparación del profesorado y la equiparación entre conocimientos teóricos y su aplicación práctica. Un método que nuestros alumnos han demostrado que funciona.