Se suceden los titulares por todas partes. Se elija el medio de comunicación que se escoja para estar informado, siempre arroja las mismas misivas, vamos mal. Vamos hacia atrás como los cangrejos. Parece que una amnesia global nos ha afectado y damos tintes de antigua normalidad a la nueva, provocando efectos que nos pueden meter en graves problemas. Otra vez. Ya sumamos los días como la sucesión de rebrotes de la COVID-19 que van apareciendo que vuelven a poner a zonas del país al borde del peor de los resultados, el confinamiento obligatorio. Parece que nos hayamos olvidado, o lo que es peor nos da igual, los meses de marzo y abril en que las muertes, los contagios y el encierro marcaban el paso. Y si por esto fuera poco, en términos económicos también hemos estado, estamos y estaremos en una situación peliaguda que no será fácil de remontar. A cada uno le toca hacer lo que le toca. A la población le toca tomar las precauciones oportunas de la nueva normalidad para evitar el contagio y rebrote. Y a las entidades del entramado comercial remar para revertir la situación, como hacen las personas que han realizado el Curso de Técnico Superior en Comercio Internacional Online.

Son muchos los componentes que requieren de coordinación y trabajo conjunto para que la precariedad económica que ha dejado tras de sí la pandemia pueda ser superada. Uno de esos elementos, y uno de los más importantes según recogen los expertos, es el ámbito de trabajo del Técnico Superior en Comercio Internacional. Como bien sabemos en ITEP, por la experiencia acumulada en la formación de generaciones de profesionales de esta disciplina, la movilidad económica que procura, así como el análisis general de la compraventa de productos y servicios que puede realizar, le convierte en un recurso muy importante.

En este sentido, Europa celebra la filosofía que abraza, entorno a como lidiar con el comercio exterior, en términos de evitar el proteccionismo excesivo y comprender que en el multilateralismo está el mejor de los recursos de la disciplina. Las normas autoimpuestas acerca del comercio justo, la transparencia a su respecto, así como la sostenibilidad de las relaciones bidireccionales asegura que las economías de la Unión Europea se puedan aprovechar de sacar el mejor de los resultados al internacionalizar sus productos en el propio mercado que la unión supone. Pero además hay otra razón por la que esta actividad comercial puede ser salvadora en estos tiempos de zozobra.

Como reconocen las principales entidades relacionadas con el comercio de España y la UE, la pandemia que seguimos sufriendo ha puesto en rojo todas las alarmas en el sentido de la falta de oferta propia y de producción de según qué productos. Determinados medicamentos y productos de protección contra el virus no se producen en suelo europeo, lo que minimiza las posibilidades comerciales del continente y hace necesario un cambio de paradigma en tanto en cuanto hace falta mejorar las infraestructuras de producción, movilidad y almacenamiento de determinados productos, Y ha puesto las pilas a las empresas para aumentar la creación, comercialización y exportación de estos y otros productos.

Como podemos ver, la situación que vivimos pone el acento en el peso específico que esta especialidad tiene en el ritmo económico de un país e, incluso, un continente. Por eso es muy importante que la preparación de profesionales como el Técnico Superior en Comercio Internacional sea completa y sólida. Desde ITEP apostamos por ello y facilitamos, además, Lal libertad absoluta, de quien decida iniciar este camino formativo, mediante la modalidad Online del ciclo, mediante el cual no hace falta tener horarios fijos ni un sitio físico específico para sacar adelante los estudios.