Coronavirus, esta palabra la habréis escuchado, en las últimas semana, seguramente tantas veces como otra cualquiera a lo largo de vuestra vida. Se ha convertido en un “trendic topic” en todos los formatos que la comunicación contempla. Los medios de comunicación, las charlas entre familiares y amigos, las redes sociales y cualquier forma de intercambio de información entre pares ha sido intervenida por el dichoso bicho de origen desconocido y de consecuencias deplorables para el funcionamiento habitual de naciones, ciudades y economías globales. Su presencia ha logrado perturbar el más primario de los comportamientos humanos. La movilidad, el trabajo, la vida social o el ocio se ha visto afectado y cercenado para hacer frente a esta pandemia (reconocida por la OMS) y pararla en el menor tiempo posible. Pero antes de llegar a este punto, se han producido muchos encuentros que han puesto soluciones temporales sobre la mesa. Esas conversaciones han tenido como objetivo unificar criterios, algo que le es habitual a profesionales tan sensibles estos días como son las personas que han realizado el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil Online, o de cualquier otra modalidad de enseñanza. Hoy queremos saber cómo se organizan estas reuniones y lo que significan.

Cada pocos días hablamos de esta disciplina profesional en el blog de ITEP. Sabemos las funciones que les contemplan, las responsabilidades que asumen y el peso específico que su labor tiene para las generaciones presentes y futuras. A día de hoy, todo ello se ha visto potenciado por la capacidad de cercanía que tienen hacia los niños, y esto ha supuesto, en días de transmisión del virus todo un reto por la capacidad de dispersión que los pequeños tiene de cualquier infección vírica. Por ello, en aras de unificar criterios y de reaccionar de manera eficiente y coherente, las reuniones se han sucedido.

De manera generalizada, cada centro educativo tiene diferentes cursos que abordan el tramo de edad de la educación infantil y, dentro de ellos, suele haber diferentes grupos que se ven asistidos por personal diferenciado. Por eso mismo, y visto que cada aula es un microuniverso propio, en situaciones com la que estamos viviendo es esencial la coordinación y el intercambio de información entre el personal Técnico Superior en Educación Infantil, entre los profesionales, que pasan sus jornadas laborales atendiendo a los más pequeños.

En entendimiento coordinado de estos, el conocimiento de la situaciones cotidianas, y no tan cotidianas, que se puedan dar, y la unificación de criterios de actuación son vitales. Por ello se sigue el procedimiento para una correcta y eficiente reunión departamental que resuelva dudas: para ello se suele congregar a todas las partes implicadas en un espacio determinado, acordado por todos, en grupos de no más de 5-7 personas por criterios de eficacia. En ese encuentro se expondrá claramente el motivo del mismo, se fijará una duración preestablecida y se tratará de extraer conclusiones de las que participen los asistentes. Este protocolo se repitió en multitud de ocasiones en los días previos a la clausura, de manera temporal, de las clases presenciales en este y otros tramos educativos.

Es esta una profesión que está siendo golpeada por el coronavirus en forma de suspensión de las clases. Incluso desde ITEO hemos tenido que pasar a régimen online a los alumnos que se preparan para convertirse en los Técnico Superior en Educación Infantil del presente y del futuro. Por ello, nos es importante comunicar que, pese a que esta crisis ha sido del todo inesperada, en ITEP estamos preparados, y así está quedando patente, para dotar de una formación de calidad, exigente y completa, a nuestro alumnado mediante medios técnicos que garantizan el teletrabajo a nuestro profesorado y la adecuación a este escenario digital a nuestro alumnado.