No nos equivocamos si juzgamos la crisis de la COVID-19 como la tormenta perfecta. Una tormenta que ha alcanzado a todos y cada uno de los rincones del planeta y que ha puesto en jaque a países en vías de desarrollo, a países del mal llamado primer mundo e, incluso a superpotencias que están sufriendo al virus con la misma intensidad que el resto. Desde el punto de vista social, con tantos afectados y, lo que es peor, muertos, está siendo un desastre. El colectivo sanitario está al borde del colapso, pese a que la situación parece moderarse mínimamente. Económicamente, la estela de la pandemia se dejará sentir mucho después de que el ultimo de los infectados supere la enfermedad. Y así podemos seguir hasta ver que cada uno de los elementos de la vida diaria ha dado un vuelvo por el coronavirus. El encierro consiguiente a su expansión descontrolada está dejando en una situación de descoloque a muchos colectivos y de entre ellos, los más peques de la casa, están viendo truncada su rutina y su día a día. Por ello, de la mano del consejo de personas que han superado el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil Online, vamos a ver qué se puede hacer.

Como ya sabéis los que soléis seguir el blog de ITEP, estos profesionales son los encargados de guiar a sus jóvenes alumnos en su transición de la vida exclusivamente doméstica a los primeros tramos de enseñanza. El Técnico Superior en Educación Infantil pone al servicio de su alumnado los conocimientos que su formación le ha brindado y parte de esa personalidad cándida, empatiza y entusiasta que siempre acompaña a estos trabajadores educativos. En estos días su labor se está viendo dificultada, pero eso no implica que su espera opinión no pueda ayudar a padres y madres.

Los niños están siendo un gran foco de interés en todo lo que tiene que ver con el estado de alarma en que vivimos. Por un lado parece que científicamente tienen las herramientas necesarias para hacer frente al virus de manera asintomática, pero eso no implica que no sean un foco de dispersión. Por eso, el confinamiento y el cierre de las escuelas fue una de las medidas más prematuras que se tomó. Esto tiene ramificaciones que afectan a como los padres pueden hacer desde sus casas para continuar, en un contexto diferente, con la educación de sus hijos.

Por eso, los profesionales de la materia han dado una serie de recomendaciones para que los padres puedan comandar el seguimiento de la formación de sus hijos en esta época tan básica. Por un lado hablan de establecer rutinas semejantes a las habituales, con sus horarios, independencia en su actividades diarias como vestirse o comer y de perseverancia en la higiene. Por otro, y adecuandose a cada tramo de edad, se requiere alternar actividades de desfogue con algunas mas calmadas y de aprendizaje, desde la vocales a trabajar en sus emociones y en la expresión de las mismas, y así, planificando un calendario variado colaborar en el desarrollo, protagonizado por el juego, de nuestros pequeños.

La manera de aconsejar a los padres de estos profesionales puede marcar que todos estos días no sea tiempo perdido en la educación de los más jóvenes de la casa. La formación online que recibe, por parte de ITEP, el Técnico Superior en Educación Infantil que sale de nuestras aulas es, gracias a los medios técnicos y, sobre todo, humanos, con que contamos, completa, sólida y tan cercana que el alumno se ve acompañado en todo momento, lo cual logra que su preparación roce la excelencia y le preparé para desarrollar su labor en cualquier circunstancia.