En el mundo del internet de las cosas el móvil es el rey. Desde hace ya algunas décadas, nos hemos apegado a ese pequeño objeto que es nuestra ventana al mundo exterior, además en toda su dimensión, y, también, hacia nuestra propia realidad más cotidiana. Gracias a las potencialidades que exhibe el terminal X, de la marca Y, que se esté usando se hace posible y tangible la capacidad de gestionar el calendario para saber en el día que vivimos y lo que tenemos que hacer con nuestro tiempo, podemos conocer qué les pasa a nuestros seres queridos y lo que éstos quieren compartir por sus redes sociales, manejar nuestra vida privada y tras tantísimas cosas más. Todo ello vivió una explosión de desarrollo y una aceleración en su implantación social cuando nuestros terminales móviles se convirtieron en inteligentes y pudieron albergar pequeños programas que, en sus conjunto crearan un ecosistema informático que nos facilitara la vida y pusiera al alcance de nuestra mano prácticamente cualquier rincón del planeta y casi cualquier pieza de información existente. Pero, para que eso sea así, se necesitan los conocimientos de profesionales como son las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma en Madrid, por ejemplo.

Estos profesionales son la clave de que el mundo del teléfono móvil haya vivido en los últimos años un avance tan exagerando y las posibilidades que nos brindan se hayan multiplicado de la manera en que hoy las conocemos. Gracias al Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, es posible codificar la realidad que nos rodea y hacerla alcanzable desde la palma de nuestra mano y, en muchas ocasiones, hasta de una manera interactiva. Pero, debemos saber que, detrás de las atractivas pantallas que vemos en nuestro terminal, hay un mundo de código detrás, y, además en diferentes “dialectos”.

Los profesionales de la disciplina que hoy nos ocupa son verdaderos intérpretes de la realidad, de las necesidades que tiene un usuario, y son capaces de traducirlas a un lenguaje que las máquinas entiendan para que puedan satisfacerlas de la manera más pragmática, útil y visual posible. Ese proceso, por el cual se pasa de un punto a otro, conlleva unos conocimientos técnicos bastante considerables, entre ellos los del dominio de lenguajes de programación variados y con diferenciaciones entre ellos. Estos son algunos de los más habituales para la creación de apps de móviles:

Java: Posiblemente el lenguaje de programación más popular y, a la vez, más antiguo de los aplicables a las apps móvil, sigue siendo de los más utilizados en la plataforma Android y ampliamente portadle a otros sistemas.
Kotlin: Este es el lenguaje más nuevo. Diseñado para interactuar con Java, la diferenciación viene dada por su escalabilidad.
Swift: Nacido como evolución del sistema Objetive-C, Swift fue diseñado para desarrollar aplicaciones de iOS, aunque ha ido expandiéndose hacia macOS o Linux.
HTML5: Este lenguaje, que no se corresponde exactamente con la creación de aplicaciones, empieza a ser la base de implementación de apps web que se ejecutan a través de navegador.

Estos son solo 4 ejemplos de los lenguajes de programación que el Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, cada uno con sus especificidades, domina y entiende. Pero para que este conocimiento sea eficiente la formación del profesional que los maneja debe ser lo más completa posible. Por eso mismo, en ITEP tratamos de dotar a nuestros estudiantes de una base sólida de conocimientos para tratar de convertirles en las y los mejores especialistas de la disciplina, tanto del presente como del futuro de un campo de actuación de lo más prometedor.