Viajar es, en ciertos aspectos, salir de la propia zona de confort de cada uno buscando encontrar una nueva perspectiva a la vida. Este salto al vacío tiene una gradación determinada. No es lo mismo desplazarse a unos pocos cientos de kilómetros con la confianza de saber que cambia el paisaje pero no lo esencial, que moverse por el globo terráqueo hacia latitudes y longitudes muy lejanas en las que la mera comunicación puede ser un malabarismo complicado. Es precisamente la comunicación la que nos determina, en muchos escenarios, como quién somos en realidad. De cara a ubicarnos necesitamos establecer algún tipo de comunicación, de cara a hospedarnos necesitamos intercambiar mensajes de alguna naturaleza, de cara a alimentarnos y contar con lo más básico necesitamos un interlocutor. Es por eso que, conocer el lenguaje, propio y el de destino, puede hacernos la vida mucho más fácil. Este mismo ejemplo es extrapolable a la tendencia que nuestro día a día está adoptando. Necesitamos intérpretes y personas que dominen un lenguaje nuevo y críptico, y esas personas son, sin lugar a dudas, quienes eligen sacar adelante el Curso de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma en Madrid, o cualquier otro punto geográfico de España.

¿Cuántas Apps utilizamos al día cada uno? Seguramente el número, respuesta a esa pregunta, no baje de 10 o 20. El trabajo de estos profesionales se basa en el proceso de creación de programas informáticos que, básicamente, nos hacen más fácil la vida, seamos o no conscientes de ello. El Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma puede tener influencia en la creación de una red social, de un programa de mensajería instantánea o en la creación del código fuente que hace funcionar la máquina del café de cualquier oficina. Pero todas esas aplicaciones tienen un sexo común, el lenguaje.

Para alguien profano que se enfrenta a una página de notas en la que se ve reflejado el código fuente de algún tipo de constructo informático, al margen de parecer un galimatías de signos y palabras, entendería que todo es estándar e igual. Sin embargo, el lenguaje de programación está lejos de se unitario, puesto que se cuentan más de 200 tipos de codificaciones diferenciadas. Desde hace más de 20 años, se lleva clasificando, los tipos de lenguaje, mediante el índice TIOBE. Éste es una suerte de ranking sobre el que se apoyan buscadores como Google o Bing, así como páginas como Youtube o Wikipedia para listar esos códigos.

Como cada año, el índice TIOBE ha sacado, hace algunas semanas, un ranking que analiza los lenguajes de programación más usados, en la creación de aplicaciones multiplataforma, a lo largo del pasado año. En primer lugar, como viene siendo ya una constante, consta el lenguaje Java. Este lenguaje que predomina en el sistema Android, es uno de los recursos más usados por su sencillez. El lenguaje C y sus variantes como el C++ o el C# gobiernan los puestos 2, 4 y 5 del ranking, dejando del tercer peldaño al lenguaje Python, un potente procesador de datos para su tratamiento my utilizado en ámbitos científicos y educativos.

Nadie en el mundo domina 200 tipos de lenguaje, pero es un hecho que los 5 del top anual es lo básico que se espera que domine un Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma. Por esta misma razón, tratamos de conseguir ese empeño desde las aulas de ITEP. Para ello aplicamos un método de enseñanza, al servicio de las personas que tratan de iniciar su camino profesional en esta disciplina, basado en la ejemplaridad de nuestro profesorado, unos medios didácticos acorde con las circunstancias y prácticas continuas y exigentes.