Hoy que vamos a hablar de un entorno educativo encarado hacia lo tecnológico, queremos introducir este texto con un homenaje a una de los programas informáticos que, a las generaciones que conocimos los principios de los 90 con nuestra personalidad ya formada, nos robó horas de socialización y sueño. Pocos videojuegos han resultado ser tan adictivos que aquel que te permitía construir tu propia casa y tener a tu propio avatar, así como los que eligieras como compañeros de vivencias, teniendo una vida como la que deseabas tener en la realidad. Los Sims era el nombre de ese juego y para los que ya contamos con más de 3 décadas a la espalda esas cuatro letras se traducen en nostalgia y diversión. Como anticipamos antes, el juego se dividía en dos partes. En la primera, el jugador tenia que hacerse cargo de un terreno, un solar, y construir en él una casa a su total libre albedrío. Una vez la constitución del edificio estaba completa se podía dar al “play” de la vida y los personajes emprendían la vida entre esas 4 paredes. Hay cierta similitud entre esta estructura y el trabajo que realizan las personas que hacen el Curso de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma en Madrid, por ejemplo.

¿Conocéis alguien que, en su día a día, no use una sola aplicación? Es raro encontrar a un individuo que lo logre. Por eso es tan importante el trabajo de estos profesionales. De la misma manera que en Los Sims primero se diseña la casa, el Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma trabaja en el diseño, manejo y adaptación a diferentes sistemas de las apps que luego llegan a nosotros. Una vez se ha alcanzado el nivel de la misma que el profesional espera, le da al “play” de la vida para que la app haga nuestra ídem más fácil.

No es un camino fácil el que escogen las personas que se forman en esta disciplina. El de la informática es un lenguaje propio que no es de fácil abordaje a priori y sí muy lógico. En él, todo debe ir medido y complementado con otros muchos elementos que, a la postre puedan conformar un todo en forma de aplicación. Además, como veremos a continuación, en la creación de una app hay diferentes fases en las que se lleva a cabo un complejo esfuerzo de traducción de ese lenguaje a un sistema universalizado que cualquier persona pueda llegar a usar.

La creación de un programa informático que sea interactivo con los equipos y sistemas que todos manejamos es la historia de un viaje. Ese que transporta un concepto que a alguien se le ocurre hasta el momento en que el mismo adquiere fondo y forma y se puede poner a disposición del usuario. Ese trayecto costa de tantas fases como son las de análisis, diseño, codificación, pruebas, documentación, explotación y mantenimiento. A lo largo de los próximos meses iremos conociendo en profundidad cada una de ellas a través de este vuestro blog.

Es un hecho contrastado que el uso de apps es cada vez más acentuado en la sociedad. Por eso mismo, la formación y preparación, de las personas que se encargan de la creación y desarrollo de las mismas, debe ser lo más sólida y completa que sea posible. Desde este mismo curso, en ITEP asumimos el compromiso por alcanzar ese objetivo. Por eso, ante las personas que nos eligen para formarse como Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, desarrollamos un método basado en la ejemplaridad y preparación de nuestro equipo docente, unos medios didácticos actualizados y un calendario continuo de prácticas.