Hay varias cosas que estamos aprendiendo de los efectos que la pandemia que estamos viviendo ha traído consigo. Por un lado, aunque no todos los estamos haciendo de la misma manera, hemos aprendido que nuestros actos puede tener consecuencias mucho más allá de nosotros mismos. Ahora sabemos que nuestro sistema sanitario, pese a que ha estado sometido a un proceso continuo de estrés intenso, ha estado a la altura de las circunstancias y ha capeado el temporal de la mejor manera posible. Por otro lado, las nuevas tecnologías se han revelado como una solución estable y concreta para situaciones de colapso social y encierro obligado por la seguridad de todos. Gracias a ellas, la soledad personal se ha convertido en la virtualidad social y ámbitos como el laboral no ha tenido que ser paralizado del todo. Sin embargo, el hecho de tener tanto tiempo sin ocupar también ha potenciado la creatividad de aquellos que usan la tecnología en su versión más dañina. Hasta tal punto esto ha sido así que varios países europeos han tomado cartas en el asunto y ha creado unidades de profesionales como las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red en Madrid, por ejemplo, para poner solución al problema.

Estos profesionales de la informática son expertos en poner a salvo aquellas piezas de información que son valiosas, proteger las infraestructuras que funcionan gracias a la interacción entre sistemas informáticos y, en definitiva, poner la ciberseguridad a modo de escudo entre la población y quienes quieren perturbar el estatus quo de la misma. El Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red es, por todo ello, uno de los trabajadores que ostenta la mejor proyección de inserción laboral a pocos años vista. En parte, gracias a iniciativa como la que veremos a continuación.

Los sistemas electorales de las últimas elecciones en Estados Unidos se vieron afectados por la sospecha de la intrusión de hackers que inclinaron, supuestamente, la balanza hacia la opción que todos conocemos. En España, durante la pandemia se ha demostrado que se dio un aumento en los ataques informáticos que comprometían información gubernamental y empresarial y que, incluso, se puso en peligro la información de pacientes en hospitales. En Alemania, hace apenas unos años, hubo intrusiones en correos electrónicos de la canciller que acabaron filtrados en redes sociales. Por todos estos ejemplo, este último país ha decidido tomar decisiones al respecto.

Alemania ha sido uno de los precursores en tomar en serio esta nueva especie de delitos que pueden tener graves consecuencias. Dentro de una cierta convergencia con la UE, está creando recursos que no sólo combatan estos delitos, si no que también les coloquen en una situación de equiparación con los que se cometen en el mundo físico. Para ello, de la convergencia entre los ministerios de interior y defensa se ha creado una unidad de profesionales de la informática que monitoricen y gestionen las potenciales amenazas que surjan y que pongan en jaque la estabilidad de una de las potencias del continente.

Este movimiento puede, en poco tiempo ser una tendencia generalizada en el mundo. De hecho, en España contamos con personas que realizan este trabajo aunque no de manera tan dedicada. Fuera como fuere, estos profesionales, y los que vendrán, deben contar con una preparación completa y sólida. Desde ITEP tratamos de ayudar en ese proceso, a las personas que ven su futuro laboral en el campo profesional del Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red, y les tratamos de formar gracias a un profesorado excepcional, unos medios didácticos de calidad y un calendario continuo de prácticas. En definitiva, lo que conocemos como el método ITEP.