A estas alturas de la historia, todo el mundo tiene asumido que la información es poder. Cuanto más se tiene de lo primero, más fácil es tener acceso a lo segundo en algún modo. Hay muchos tipos de información. E, igualmente, muchos son los caminos para conseguirla. Mucha de esta información se puede usar de diferentes modos, no todos ni legítimos ni éticos. Por todo ello, vamos a obviar ese terreno y nos vamos a quedar con aquella información correctamente tratada, recopilada y que tiene un uso legítimo. La vía de acceso a esa información de la que vamos a hablar hoy es, fundamentalmente, un formulario como el que hemos rellenado todos en alguna ocasión en nuestro peregrinar por la red de redes. Con los permisos necesarios y con la transparencia por bandera, esos formularios on el vehículo de valiosa información que pueden dar a conocer fallas, tendencias o feedback de comunicación entre usuarios y empresas (por ejemplo) para determinar la personalización de un servicio o la mejora del mismo. Pero, ¿qué hay detrás, en el paso previo, de esos formularios? Hoy, de la mano de personas que han realizado el Curso de Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red en Madrid, por ejemplo, lo veremos.

Poco a poco, desde ITEP, vamos conociendo las potencialidades de una de las profesiones que está a llamada a ser una de las más solicitadas en poco tiempo. El conocimiento profundo de un mundo tan prolijo como es el de la informática de redes, les hace los profesionales perfectos para asistir a un mundo cada vez más conectado. El Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red carga con la responsabilidad de resguardar la seguridad cibernética de las empresas, pero también, entre otras funciones, de diseñar y mantener las bases de datos con las que cuenta la firma.

Antes de meternos más a fondo en el tema, definamos de qué estamos hablando cuando lo hacemos de bases de datos. Una base de dato sería el compendio de información relativa a un mismo contexto que ordenada de un modo concreto y sistemático, para su posterior recuperación, análisis, tratamiento y/o transmisión. Desde este punto de inicio conceptual, es importante conocer cual es el proceso mediante el que estas bases de datos son diseñadas, creadas y programadas. Vamos a conocerlo desde el origen mismo, desde el momento en que un cliente ordena la creación de la base:

Paso 1: Análisis, en esta primigenia fase se da el encuentro informativo entre el cliente y los informáticos responsables de la creación de la base de datos para saber las especificaciones de la misma y las necesidades concretas que el cliente tiene.

Paso 2: Diseño conceptual, en este punto se diseña un modelo accesible al público y al cliente para que determinen si visual y operativamente es lo que buscaban. En este nivel no hay grandes dificultades informáticas.

Paso 3: Diseño lógico, en esta parte del proyecto se trabaja con los datos obtenido en la etapa anterior. En ese momento se puede ya traducirlo todo al modelo de datos utilizado por el Sistema Gestor de Base de Datos (SGBD) con el que se quiere implementar la base de datos. Este modelo es más técnico, y los conceptos expresados en él suelen ser difíciles de entender por los usuarios.

Como todas y cada una de las funciones que realiza el Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red, la creación de una base de datos requiere de una preparación completa y sólida. Desde ITEP trabajamos desde la autoexigencia de formar, de la mejor manera posible a los profesionales, de la disciplina, del presente y del futuro.