Una de las grandes críticas que se le suele hacer al sistema educativo es la poca adaptabilidad de la que hace gala. Desde tiempos inmemoriales los contenidos que se vierten en él han sido permanentes y poco o nada revisables. En los tiempos que corren, en los que los cambios sociales de toda magnitud son vertiginosos, ya hay voces que piden que la educación salga al paso de la época actual y que tome caminos algo diferentes de los que transcurre a día de hoy. Por un lado, se espera que eduque a las nuevas generaciones de modo que reconduzca actitudes y prácticas que crean confusión y desorientación en los estudiantes. Así, se escuchan voces desde el ámbito educativo que piden reforzar materias como la filosofía, promover las asignaturas que promuevan el civismo y los valores por encima de materias, quizá, algo más complementarias. Por otro lado, se pide que los sistemas educativos evolucionen hacia una formación más apegada a la realidad presente y futura. De este modo, se quiere potenciar el acceso a las nuevas tecnologías, tal y como hacen ahora las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red en Madrid, por ejemplo, desde edades tempranas.

Es un hecho que, cada día más, la informática y todo lo que conlleva tiene mayor presencia e impacto en nuestra vida diaria. Todo ello, lleva implícito la creación y dominio de un lenguaje propio que hace posible la interacción entre personas y máquinas, de modo que haga a éstas útiles y dóciles a la mano humana. El Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red es esa clase de profesional que es capaz de entender y “hablar” ese idioma propio, de modo que puede entender y hacer fluir los sistemas informáticos que nos facilitan la vida.

Este idioma general, funciona también con lenguajes más específicos, pequeñas marcas que determinan la funcionalidad de cada elemento. Atendiendo a los apuntes del ciclo que ocupa hoy el texto que estáis leyendo, vamos a enumerar algunas marcas y sus respectivos lenguajes: el XMPP es el que se usa para lenguaje de mensajería instantánea, las páginas web tradicionales se entienden y manejan con lenguaje HTML o WML, la gestión de la documentación electrónica usa marcas X3D o RTF, por ejemplo, y lo que se conoce como sindicación de contenidos usaría marcas RSS. Estas son solo algunos lenguajes de marca de las muchas existentes.

Todos estos elementos se estructuran en función de lo que haga al servicio del sistema en el que se integran, de este modo, todos esos lenguajes de marca se podrían categorizar en tres tipologías diferentes:

  1. Procedimiento: Según esté estructurada esta tipología podemos determinar elementos tales como la alineación, tamaño o tipo de letra de un texto. Estas etiquetas suelen ser visibles para el usuario.
  2. Presentación: Este tipo de etiquetas no son visibles y pueden determinar la maquetación en pantalla de un texto para su correcta lectura.
  3. Semánticos: Las marcas de este tipo brindan información sobre la estructura y el contenido de una web, por ejemplo.

Esta es solo es una levísima pincelada de los contenidos que abarca el curso de formación del Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red. Sin duda es la preparación que requiere el futuro hacia el que nos encaminamos. Por eso en ITEP buscamos alcanzar el objetivo de formar a las generaciones presentes y futuras en un campo tan en alta pujanza. Para ello recurrimos a un método de enseñanza basado en la preparación ejemplar de nuestro profesorado, unos medios didácticos acorde con la exigencia del ciclo y un calendario de prácticas continuas y exigentes.