Construir cualquier cosa desde cero es un proceso lento, problemático y lleno de retos. La planificación, el diseño y la implantación de todo ello, en una realidad que seguramente sea algo diferente de lo planificado en la teoría, es un trabajo que desafía los nervios del más templado de los humanos. Posiblemente, el ejemplo más a mano de todo lo dicho es el ejercicio de la construcción de una edificación. Desde la casa más rudimentaria al rascacielos más alto, el desarrollo de un proyecto urbanístico es un largo camino de estudios, permisos, diseños y aplicaciones de recursos que hagan del proyecto algo estable, habitable, seguro y preparado para las inclemencias del tiempo. En suma, la construcción de un proyecto de estas características pasa por las manos de arquitectos, delineantes, obreros, electricistas, personal de fontanería y, en último término pintores y decoradores. Todos ellos se encargan de hacer pasar de 0 a 100 un encargo de esta naturaleza. Hay otros ámbitos profesionales que, usando el símil de la construcción, en la instauración de determinados aspectos limita el personal necesario a una persona o a un limitado grupo de las mismas. Es el ámbito profesional de las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red en Madrid, por ejemplo.

En un mundo tan rendido a lo tecnológico, contar con profesionales de esta naturaleza es algo esencial, no ya solo a nivel personal, sino, esencialmente a nivel empresarial. La capacidad que tiene el Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red de hacer fluir lo procesos prácticos del funcionamiento de una empresa les hacen, en estos tiempos pieza clave en el organigrama de cualquier compañía, más aún si el tamaño que tiene esta les hace presentes en diferentes puntos del planeta. Vamos a descubrir por qué.

Esta importancia que tienen estos trabajadores de las nuevas tecnologías también les acarrea una responsabilidad para nada desdeñable y una presión sobre su día a día que deberán saber gestionar de la mejor manera, a menudo apoyándose en la formación que han recibido. Es en esa preparación previa, exigente y actual, en la que aprenden a afrontar los retos que su profesión les va a plantear. Teniendo en cuenta que pueden tener que ser los artífices, desde cero, de la implantación de una sistema informático en red, no es descartable que los desafíos aparezcan. Pero, ¿cuáles son los pasos generales de este proceso de implementación?

  1. Primeramente se impone un reconocimiento de las necesidades que la empresa tiene al respecto y de la situación de inicio que se parte.
  2. Es entonces cuando se planifica la instalación de equipos informáticos con sus respectivos periféricos, tanto de uso cableado como inalámbrico, previa revisión técnica.
  3. Si es necesario se realiza la instalación de conmutadores y se configuran de cara a la creación de la red de trabajo.
  4. Con la implementación y coordinación de diferentes routers se establecen los primeros pasos de la red local.
  5. Es llegado a este punto del proceso cuando se crean y preparan redes virtuales adecuadas al campo de aplicación necesaria.
  6. El siguiente paso es instalar los llamados protocolos dinámicos de encaminamiento para empezar a administrar la red en si.
  7. El ultimo paso es la integración de todos los elementos en redes públicas y privadas. 

Este proceso, como se puede observar, requiere de un trabajo experto que no está a la altura de cualquier persona. Esta sensible labor corresponde al profesional de la disciplina que nos ocupa hoy y que tan orgullosos estamos en ITEP de formar. El Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red es un trabajador de lo más demandado en la actualidad y nos alegramos de participar en el proceso de encaminamiento laboral de generaciones de expertos en la materia.