Hace unos pocos días que ha empezado el Mundial de Fútbol 2018, con Rusia como país anfitrión. En él, hasta 32 equipos de nacionales, llegados de todos los rincones del planeta se baten en deportivo duelo para alzarse con la copa del mundo que les acredita como los mejores en su profesión, como poco, hasta la siguiente cita de esta competición, allá por el lejano, por ahora, 2022. Por tradición, por medios y por calidad, hay diferentes escalones de probabilidad de alcanzar el éxito. Hace ya unos años que España subió a ese escalón en que todo es posible, incluso la repetición del éxito que supuso la consecución del título en 2010. En lo futbolístico somos capaces de todo, pero no es el único campo en el que nuestra aportación al mundo es notable. Pese a que en los últimos tiempos individualmente jugamos en primera división, la situación en cuanto a la investigación es España se está viendo afectada por la falta de fondos y el poco apoyo institucional. Por ello hoy queremos reivindicar un ejercicio de desarrollo científico, con el ámbito de trabajo de personas que han realizado el Curso de Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico Online en el foco, que puede traer grandes beneficios a mucho pacientes, presentes y futuros.

Estos profesionales tienen la facultad de poder aplicar la tecnología, y los medios asociados a ella, que nos enseñan casi en tiempo real la morfología y el funcionamiento del cuerpo humano con métodos apenas invasivos. Esta facultad que tiene el Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico les convierte, en muchas ocasiones, en un pilar muy valioso de investigaciones que tienen como objetivo explicar algunas dolencias que se escapan al entendimiento humano a la hora de aplacarlas o, en su defecto, encontrar la vía para que su diagnosis sea lo más precoz y temprana posible.

Un ejemplo de estas investigaciones es la que ha resultado premiada como la mejor comunicación de las XXV Jornadas de la Sociedad Andaluza de Medicina Nuclear. En ella, profesionales del Hospital Universario Virgen del Rocío y del IBiS, han desarrollado una nueva metodología de trabajo para detectar y diagnosticar el Parkinson. En términos profanos, se trata de aplicar a las imágenes alcanzadas mediante el PET (tomografía por emisión de positrones) un método de análisis y cuantificación que sea lo más exacto posible. De este modo se puede someter a revisión las estructuras cerebrales que almacenan y transportan dopamina. Una vez aplicada esta herramienta se puede determinar, desde un momento muy previo a la aparición de síntomas diferenciables, si existe dolencia neurológica degenerativa. De hecho, esta metodología de trabajo facilita la diferenciación in situ del tipo de patología que presenta el paciente, si la tiene, entre el abanico de tipos de Parkinson que se conocen. Para llegar a las conclusiones que alcanza este estudio se sometió a exploración a más de un millar de pacientes

Es una evidencia que profesionales como el Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico son piezas clave en estudios como el que se puede leer en el párrafo anterior. Es por eso que es importante que la formación con que cuentan sea excepcional. En ITEP somos plenamente conscientes de esta necesidad que a la vez es responsabilidad. Por eso redoblamos la confianza en este ciclo formativo ofreciendo la modalidad online del mismo. Mediante la aplicación de la mejor tecnología disponible, incluido (en un futuro inmediato) aplicaciones de videos aplicados a la enseñanza, nuestros alumnos, de la mano de un profesorado implicado en la causa y ampliamente preparado, pueden convertirse en profesionales de la disciplina siendo los dueños del espacio y el tiempo que le dedican a su formación, sin perder un ápice de preparación y exigencia.