Curso de Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico Online. Este es el título que envuelve las líneas de este texto que tenéis frente a vosotros. Esta es una disciplina apasionante, importante y de gran relevancia para el contexto médico. Desde el lado de los pacientes, puede ser un mundo que aúna tantas sensaciones que hay ocasiones en que son difícilmente controlables. Por un lado, y dependiendo de la prueba que sea, está la esperanza de que todo vaya a mejor de lo que parece. Por otro está la curiosidad de saber si todo va como debe. Y una tercera es la sensación de que el resultado de la prueba puede traer consigo la mejor noticia posible o la peor de ellas. Este abanico de sensaciones es una de las razones por las cuales, la realización de pruebas diagnósticas puede ser un proceso dificultoso. No es lo mismo, es evidente, que te esparzan un gel con un ecógrafo a que tengas que ser introducido en un espacio angosto en el que tengas que estar inmóvil esperando instrucciones. La mentalidad del paciente también juega un papel importante en estos procesos y, por eso, en la creación de actualizaciones de equipos de esta naturaleza todo ello se tiene en cuenta.

Cada vez que nos aproximamos a esta disciplina desde el blog, nos gusta recalcar que esta es una especialidad en la que confluyen, los avances tecnológicos más relevantes, con el conocimiento profundo del cuerpo humano y su interacción para con los equipamientos de imagen que obtiene, durante su formación, el Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico. Más allá de todo esto, estos profesionales están perfectamente capacitados para saber gestionar el estado de ánimo y de nervios con el que acude el paciente a su puesto de trabajo, sin embargo tiene, en este sentido, algunas limitaciones.

Estas limitaciones vienen marcadas por la imposibilidad de que nadie esté con quien se somete a la prueba durante su realización. Por eso cobra una importancia capital los adelantos técnicos como el que ha hecho posible la instalación de un equipo de estas características en un hospital de las Islas Canarias. Este equipamiento novedoso, incorpora un sistema que hace más amigable el entorno de la prueba. Mediante el uso de imágenes, luces y sonido, la persona que se somete a la resonancia puede relajarse y entretenerse con imágenes de la naturaleza o con dibujos animados, por ejemplo. Esta relajación repercute en la exactitud de la prueba puesto que las imágenes diagnósticas resultantes son más precisas. Esto no conlleva una menor eficacia del equipo, puesto que técnicamente hace posible la reducción del tiempo necesario para la obtención de las imágenes y eso está ayudando a reducir las listas de espera.

Por otro lado, este equipo instalado en el hospital de Maspalomas, hace un perfecto servicio a la protección del medio ambiente, puesto que reduce significativamente la emisión y escape de helio, puesto que ha conseguido limitarlo a 7 litros en contraposición a los 1,500 que eran necesarios para enfriar la maquinaria hasta hace poco tiempo.

Recapitulando, se empiezan a ver adelantos técnicos que se centran, además de la eficacia en la consecución de las imágenes, en ítems como la confortabilidad del paciente o la racionalidad del consumo energético. Pero todo ello está puesto al servicio del factor humano de la ecuación, de ahí que la formación del Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico sea fundamental. Desde ITEP hemos apostado por dotar, a nuestro alumnado, de la completa libertad de elección en cuanto al tiempo y el espacio de estudio se refiere. Con la formación online, amparada en unos medios tecnológicos de última generación y un equipo pedagógico que alcanza la excelencia, perseguimos ese objetivo manteniendo los estándares de exigencia lo más arriba posible.