En la ficción televisiva de los años 90 se puso de moda recrear la vida del entorno que era conocido por todos. La vida de los barrios que podíamos reconocer como el nuestro propio. La relaciones entre los vecinos, los chismes de compañeras y compañeros de edificio, la actividad en los comercios que los residentes visitaban, las vicisitudes de los tenderos y las interacciones con los clientes de toda la vida. Uno de los ejemplos paradigmáticos de esas ficciones fue la aclamada producción de Antonio Mercero “Farmacia de Guardia”. Esta serie era capaz, siempre desde el barniz de la comedia y la relativa ficción, de mostrar el día a día de un establecimiento farmacéutico de la vieja escuela, podría decirse. Por su botica y robótica pasaban clientes de todas las naturalezas, los habituales, los puntuales, los de toda la vida que realizan visita social más que comercial, etcétera. Hoy, a través de este texto, queremos saber, siempre desde el prisma de un profesional como es la persona que realiza el Curso de Técnico en Farmacia y Parafarmacia Online, qué es lo que ha cambiado, si es que lo ha hecho, para que estos negocios hayan perdido por el camino algo de asistenciales.

En comparación con la ficcionada botica de Lourdes Cano, el personaje de Concha Cuetos, el ámbito de actuación de las personas que escogen ser Técnico en Farmacia y Parafarmacia, como camino laboral, ha cambiado enormemente. Ahora, a las preparaciones y medicamentos dominados por los dueños de estos comercios, se le han sumado una gran cantidad de productos que abogan por el cuidado de las personas que acuden al mismo desde muchos frentes simultáneamente. Esto hace que el trabajo de gestión que haces los profesionales de las farmacias sea mucho más evidente y trabajoso, pero también más variado, que antaño.

Todo ello, unidos a la pandemia que nos está golpeando en estos día, ha puesto de relevancia estos comercios y sus profesionales al cargo. Durante los meses que duró el confinamiento, entre marzo y junio de este mismo año, los equipos faramacéuticos han ejercido un papel fundamental en muchos aspectos. Pese a las diferencias de naturaleza inicial que presentan, su dispersión por los barrios ha hecho que sean verdaderos faros informativos sobre la COVID19 y las medidas higiénicas necesarias para, si no evitar, reducir las posibilidades de contagio. Además han sido puntos cruciales, una vez más, en la distribución de mascarillas, geles hidroalcohólicos y otros elementos de seguridad.

Desde esta base establecida, desde las instituciones territoriales de esta profesión, defienden la capacidad asistencial de las oficinas de farmacia en contra de un encorsetamiento burocrático y la poca solidaridad entre estos negocios a pie de calle y los que están enclavados en centros hospitalarios. De las sinergias entre estos dos últimos, y la vuelta a un método más fluido, más asistencial, de relación con el cliente, según los colegios profesionales de esta disciplina, se puede impulsar, a esta rama profesional y sanitaria, a un nuevo horizonte que devenga en una mejor atención a la clientela.

Toda esta disertación argumental se ve traducida en la calidad y cantidad de atención al publico que se da en estos comercios. Esto hace que la preparación de los profesionales que trabajan en este campo, como el Técnico en Farmacia y Parafarmacia, deba ser ejemplar. Por eso mismo, desde ITEP, tratamos de ser un punto de motivación, para quien quiera emprender este camino laboral, puesto que, mediante la modalidad online, ofrecemos la posibilidad de sacar adelante el ciclo con absoluta libertad de horarios y eligiendo el sitio físico desde donde se estudia y trabaja el curso. Todo ello con el acompañamiento garantizado por nuestro equipo pedagógico y asistido por unos medios técnicos de calidad contrastada.