COVID19. 7 caracteres, dos partes de una palabra y un concepto que nos ha cambiado la vida. Queramos llamarlo situación de excepcionalidad, nueva normalidad o situación anómala, el virus que nos está poniendo en jaque, a todos los niveles, ha transformado nuestra existencia a corto y largo plazo. Sanitariamente nos ha llevado al limite. Ha puesto nuestro sistema a un nivel de exigencia como nunca ha tenido y, aunque éste ha respondido de manera ejemplar y eficiente, sigue estando en horas complicadas por una segunda oleada que (casi)nadie esperaba tan pronto. A nivel social ha transformado nuestro día a día como nada, nunca, antes. España, siendo un país de mentalidad latina pura, en la que la cercanía, el contacto y compadreo es la nota predominante ha tenido que acostumbrarse a un tiempo presente de distancia y barreras textiles de entendimiento. Y económicamente, el virus nos ha puesto en una situación difícilmente sostenible y que traerá años muy complicados a todos los estratos sociales. Todo ello nos lleva a pensar que, con toda lógica, debemos tomar las medidas preventivas para que si algo así vuelve a pasar nos pille preparados. Esas medidas ponen en un punto capital a las personas que realizan el Curso de Técnico en Emergencias Sanitarias Online.

Estos profesionales son una de las bazas más esenciales en la lucha contra virus como la COVID19. El hecho de que por la naturaleza de su trabajo, que conocemos muy bien en ITEP, sean capaces de tener contacto directo con personas que estén pasando por ello nos evidencia dos cosas: la primera es que en base a su formación son capaces de tomar las medidas oportunas de protección para no dejar de asistir a quienes lo necesitan pero de manera segura, y la segunda, es que son un indicativo de alerta y detección de casos muy importante.

Por estas razones, desde la Comunidad de Madrid, una de las más azotadas por la primera y por la segunda oleada del coronavirus, ha determinado como necesario crear un Plan de Protección Civil especial y específico para atender a las necesidades que presenten situaciones adheridas a fenómenos pandémicos. De este modo, se pretende crear actuaciones relativamente transversales que aúnen aspectos meramente sanitarios con necesidades de asistencia a nivel social derivadas de circunstancias como la COVID-19. De este modo, el plan concreto diferenciará, para priorizar actuaciones, entre la probabilidad de una emergencia sanitaria de pandemia (nivel de alerta) y la materialización de esa amenaza (nivel de emergencia).

Llegado el momento de ponerlo en marcha, el plan al que nos referimos usará su organigrama previsto, comandado por un Centro de Coordinación, de modo que se pueda clasificar y optimizar la información disponible sobre el fenómeno en tiempo real, de modo que se pueda supervisar su evolución, asignar personal y desarrollar las medidas necesarias para actuar en base a lo que se ha denominado los Grupos e Acción, esto es intervención, seguridad, apoyo sanitario y apoyo logístico.  Todo ello gestionado mediante personal como Bomberos regionales, Agentes Forestales, agrupaciones de Protección Civil, Guardia Civil, Técnico en Emergencias Sanitarias, Policías Locales y Cruz Roja.

Es esencial, visto lo visto, que protocolos de actuación y prevención como este tengan espacio y peso en las políticas de cada Comunidad Autónoma para que nos pille preparados si vuelve a repetirse algo así. Por parte de los profesioanles potencialmente presentes en el plan, se necesita que cuenten con la mejor de las preparaciones. Desde ITEP debemos comprometernos con el hecho de formar y preparar a los Técnico en Emergencias Sanitarias del presente y del futuro, y hacerlo de manera que puedan acceder a esa formación independientemente de su contexto vital, haciendo caso solo a la vocación que les empuja a esta disciplina. Para ello contamos con tecnología puntera y un equipo pedagógico de excepción que acompaña al alumno en todo momento mediante el ciclo online de esta especialidad. Plazas aun disponibles.