Que la comunicación es un elemento de la humanidad sobre la que se sustenta la vida misma es un hecho fácil de entender. Tan sólo tenemos que pensar en lo capaces, o no, que seríamos de pasar 48 horas sin poder hablar con nadie y como, eso, complicaría nuestra existencia en grado sumo. De los cinco sentidos que tenemos los humanos, y dependiendo de las diferentes características de cada persona, tres son los que pueden tener intervención directa en el proceso de comunicación. La vista, el más importante de todos ellos por la capacidad que nos brinda de poder leer, por ejemplo, el oido, sin el cual es difícil entender el lenguaje oral, y el tacto en el caso de que algunos de los dos anteriores presente dificultades para la persona, como en el caso de las ídem sordociegas, por ejemplo. Centrándonos en la parte más visual de la interacción comunicativa, hay ocasiones en las es necesario expresar un mensaje claro y diáfano, mediante un código generalizable para realizar una tarea de manera pragmática. De ello, como hoy comprobaremos, saben bastante las personas que realizan el Curso de Técnico en Emergencias Sanitarias Online, puesto que deben enfrentar situaciones de lo más variadas.

La modalidad que se corresponde a esta disciplina nos lleva muchos años acompañando en ITEP. Tenemos cierto conocimiento de lo que conlleva esta profesión y de la exigente formación que les convierte en trabajadores vitales para preservar la vida humana en situaciones límite. El Técnico en Emergencias Sanitarias forma parte del contingente que acude raudo y veloz cuando algo, que pone en peligro la calidad de vida de una o varias persona, sucede. Ya sobre el terreno, requieren de una metodología rápida y visual que determine qué orden de prioridad de atención tienen las personas que necesitan, incluso, un traslado urgente a un centro hospitalario.

El triage, que así se llama la metodología por la cual, acuñando un código de colores, se determina el grado de prioridad de atención necesita una persona accidentada, es una herramienta indispensable en la vida laboral de estos profesionales. Tras una valoración primaria y el consiguiente etiquetado, el personal médico es capaz, con tan solo una mirada al color de la tarjeta, determinar el tipo de atención que requiere y la urgencia con la que necesita ese paciente ser trasladado a un hospital. Pero ¿qué aspectos se tienen en cuenta a la hora de realizar un primer triage? Los siguientes:

-Tenemos que tener claro que es previo a la estabilización y evacuación del paciente.
-Siempre se debe tener en cuenta la norma del tiempo de valoración: 30 segundos para los fallecidos, 1 minuto para valorar a un paciente leve y 3 para uno grave. El triage debe ser rápido.
-Pese a la rapidez, la valoración debe ser lo más completa, precisa y segura para no pasar nada por alto.
-Es igual de importante que quien lo realiza lo haga de una manera metódica, organizada y, sobre todo, con la calma necesaria para realizarlo de la mejor manera posible mediante métodos diagnósticos sencillos y conociendo el componente dinámico de situaciones así.

El triage es una de las herramientas al alcance del Técnico en Emergencias Sanitaras para que pueda hacer su trabajo de la mejor manera posible. Un trabajo duro en lo físico, y lo psicológico, pero de lo más gratificante. Es una labor vocacional y por eso, desde ITEP tratamos de derribar las barreras que se opongan al sueño de cualquier persona que desee encaminar su vida laboral a esta disciplina pero su contexto vital no se lo ponga fácil. Gracias a la formación online, cada uno es dueño del tiempo y el espacio físico donde saca adelante la formación. Este tipo de preparación es la que aplicamos en ITEP con esta disciplina.