La formación supone una senda que abre puertas y aporta soluciones en diferentes caminos. Puede conformar un sustento intelectual que facilite herramientas útiles que pueden desembocar, incluso, en recursos que puedan salvar vidas, o como poco mejorar la calidad de la misma. Las organizaciones sin ánimo de lucro funcionan en muchas ocasiones con el paradigma de que la educación puede ser un camino más efectivo que otros muchos en situaciones de necesidades extremas allá donde llega su influencia. Todo ello lo ejemplifican con la moraleja que se extrae de la enseñanza que dice que si a una persona de un lugar con escasos recursos le das pescado le ayudas un día peo si le enseñas a pescar le estarás ayudando toda una vida. Quizá sea un ejemplo un poco extremo, aunque siempre es bueno ponerlo en perspectiva. Dependiendo a que disciplina profesional lleves este modelo, las soluciones resultantes puedan ser diferentes en tanto cuando a lo ídem que puede ser cada entorno laboral. Como veremos a lo largo de los siguientes párrafos, en el caso de las personas que han decidido realizar el Curso de Técnico en Emergencias Sanitarias Online, la formación que reciben y que puede que impartan algún día puede salvar, literalmente, vidas.

Si sois habituales de este blog y de nuestras redes sociales, que sería de lo más recomendable, conoceréis al dedillo como se forman con nosotros los candidatos a ser Técnico en Emergencias Sanitarias. Poco podemos añadir. Pero no veis la parte más interna de su aprendizaje, esa que resalta en la modalidad online, la que pone a disposición de los alumnos los conceptos, las claves y los protocolos de actuación de esta profesión tan intensa y a la vez tan maravillosa. Pero, además, aprenden que tener vocación didáctica puede ayudar a potenciar su trabajo de una manera de lo más eficaz.

En muchas ocasiones hablamos aquí de visitas a escuelas y de talleres sociales que realizan estos profesionales, actividades que persiguen inculcar, en personas no preparadas específicamente para ello, los conocimientos que les permita asistir de manera primaria a alguien accidentado y de acompañarle hasta que los equipos de emergencias lleguen. En el caso de las escuelas, se trata de enseñar a actuar a alguien de corta edad en casos de episodios que requieran asistencia médica. Y es un método que funciona.

Hace unos días, un niño de tan solo 4 años llamó al 112 por que su madre estaba indispuesta y necesitaba ayuda, estuvo al teléfono hasta que las asistencias llegaron y abrió la puerta para que ayudaran a su familiar. ¿Esto qué quiere decir? Sencillamente que identificó que algo pasaba, eso le hizo pensar en que la mejor solución era llamar a un número que le habían enseñado (el 112) y que sabía, siendo tan joven, que tenía que prestar atención a lo que le decía la persona al otro lado de la línea telefónica para dar los datos importantes para que pudieran ayudarle; dirección completa, lo que le pasaba a su madre, lo que iba haciendo según le decía, etc. Además, fue quien abrió la puerta al personal sanitario. Todo ello son cosas que se aprenden en las visitas y talleres de estos profesionales.

Para que estos actos tengan la efectividad del ejemplo que hemos expuesto, la formación del Técnico en Emergencias Sanitarias que lo imparte juega un papel importante pues le brinda recursos para transmitir sus conocimientos. Como centro formativo, en ITEP nos cargamos de responsabilidad para que nuestros alumnos cuenten con la mejor base teórica para ello. Por eso, en la modalidad online del ciclo, disponemos de la tecnología educativa más avanzada y del equipo docente más preparado e involucrado con su labor para alcanzar tal objetivo para con los alumnos que nos eligen.