Lo vamos consiguiendo. Poco a poco. Paso a paso. Doblegando a empujones de sentido común la curva. Son mensajes simples que esconden una complejidad inimaginable para muchas personas. Hemos pasado por una época que nadie quiere repetir. Y todo ello con el convencimiento de que no hemos salido del túnel. Fase a fase de la desescalada vamos acercándonos físicamente y mentalmente a una normalidad que solo llegará a su mayor zenit cuando una vacuna proteja a los más indefensos de este virus que nos ha encerrado en casa y en nosotros mismos y que nos tiene perplejos en cuanto a como abordar la vida fuera de nuestra zona de confort, nuestra casa. Pero para emprender ese camino bien nos viene conocer de dónde venimos. Conocer como se han enfrentado, y aun lo hacen, las personas que han conocido los efectos del coronavirus en primera persona y desde muchas de las aristas que tiene una circunstancia tan poliédrica como esta puede ayudar a comprender la magnitud que ha tenido, tiene y, por desgracia, seguirá teniendo por un tiempo. Hoy nos proponemos conocer el arista que han conocido, las personas que han realizado el Curso de Técnico en Emergencias Sanitarias Online, de este fenómeno.

Son estos profesionales especiales por la cantidad de situaciones a las que son capaces de hacer frente y en las condiciones que deben hacerlas. Para todas ellas, como bien sabemos en ITEP, están sobradamente preparados pero no hay que olvidar que fuera del aula, el Técnico en Emergencias Sanitarias, tiene entre manos la vida, o la calidad de vida del paciente que trata. Por si esto fuera poco, y tal y como veremos a lo largo de las próximas líneas, también tienen que lidiar con el plano psicológico y emotivo de la situación, haciendo que estos profesionales sean uno de los colectivos con más síndrome del burnout del trabajo sanitario.

Como ya sabemos, estos trabajadores son los encargados de intermediar, cuando así es requerido, entre el centro hospitalario y el domicilio del paciente llevando a cabo, si procede, el traslado del mismo hasta donde puedan atender a su dolencia. En estos tiempos en los que se han producido, en modo avalancha, muchos casos de requerida atención y, en muchos casos, ha sido necesario el traslado a centros hospitalarios, el personal de emergencias ha alcanzado un protagonismo crítico, aunque estamos seguros que no deseado, en la gestión de la crisis del COVID-19.

Esta carga de trabajo inusual, en unas condiciones tan excepcionales, ha creado situaciones en las que la psique y el estado emocional de los profesionales se ha visto afectado. Muchas son ya las voces que creen necesario que, cuando todo quede atrás, el personal sanitario, busquen ayuda psicológica para gestionar sus estados anímicos. Todo ello viene dado por el hecho, en el caso de los expertos que hoy nos ocupan, por el hecho de que una de la partes más duras de su trabajo era separar a personas de su familia con la severa duda de que fueran a volverse a ver o, sin tan siquiera podrían despedirse si el desenlace era el que nadie esperaba.

Como se puede entender, esta carga emocional, más las perceptivas medidas de seguridad para el no contagio del COVID-19, hacen de un entorno de trabajo dificultoso el día a día del Técnico en Emergencias Sanitarias. Por ello, el sustento al que asirse es una formación sólida que le prepare para estos escenarios. Desde ITEP tratamos de conseguir que cualquier persona que quiera emprender este camino profesional, independientemente de su contexto personal, pueda hacerlo gracias a la modalidad online del ciclo. De este modo, mediante medios técnicos avanzados y un equipo pedagógico ejemplar, permite a nuestros alumnos hacerse con un título oficial desde la libertad de horario y espacio físico.