El próximo 23 de marzo arranca el Mundial de Fórmula 1 en el circuito de Albert Park, en Australia. Cuatro meses han pasado desde que acabara el anterior y, en este tiempo, todas las personas que están involucradas directamente en este deporte han pasado la mayoría de su tiempo en mejorar lo anterior para que el rendimiento de los coches en pista sea el óptimo. La Formula 1 se ha convertido en un deporte medido al milímetro, a la milésima de segundo. El coche está repleto de sensores, de controles que generan una cantidad ingente de información que hay que analizar e implementar para que la vuelta siguiente sea aún mejor. Aún así, en un mundo de tanta tecnología y tanta electrónica, el peso de cada maniobra, una vez el monoplaza vuela a 300 kilómetros por hora, recae en las manos del piloto que a su vez vive de la asistencia y las directrices de el ingeniero que le habla por radio. Esta situación de una persona al cargo de una situación cargada de adrenalina y a una velocidad de actuación considerable, asistido por la información que alguien al cargo le va facilitando nos recuerda al ámbito de trabajo de las personas que realizan el Curso de Técnico en Emergencias Sanitarias Online.

Como ya hemos visto en textos de este mismo blog, la información con que se cuenta a priori, en cada intervención que el Técnico en Emergencias Sanitarias realiza, puede marcar la frontera entre, en ocasiones, la vida o la muerte. Por esto, es de vital importancia que cada cierto tiempo se empleen esfuerzos en unificar criterios, mejorar los protocolos de información y comunicación, buscar las mejoras en el proceso que desemboque en una asistencia más eficiente y potenciar el intercambio de experiencias particulares que puedan ser extrapoladas, a nivel general, por todos los servicios de atención a emergencias.

En el marco de estas actuaciones, tuvo lugar la semana pasada el XXVI Foro de Directores y Responsables de Centros del 112 de toda España, un encuentro anual en el que se trata de seguir las líneas maestras esbozadas en el párrafo anterior. En el mismo, se sucedieron las reuniones y los encuentros en los que se debatió sobre la actualidad de la disciplina y de los servicios de emergencias y su puesta al servicio de catástrofes de toda índole que suceden en el día a día de nuestro país. Esta ocasión, la tecnología cobró una importancia relevante al abordarse el uso del sistema conocido como eCall, para que los centros de emergencias tengan un control exacto de la ubicación de los distintos vehículos con que cuentan. Abierta esa vía, los distintos directores de centros del 112, presenciaron in situ los últimos avances tecnológicos en la materia que les ocupa que se presentaron en Tecnoemergencias, en el que una veintena de empresas, entre ellas Google, dieron a conocer herramientas para localizar, valorar y ayudar en la actuación de emergencias con la mayor y más exacta información posible y en el menor tiempo necesario. Sin duda, este tipo de encuentros anuales son una gran iniciativa que sólo hace que una red de centros de un funcionamiento impecable, como es el del 112, no caiga en el conformismo y apueste por la excelencia.

Todo lo que se puede leer en las líneas de arriba comprende, en gran medida, la infraestructura por encima del Técnico en Emergencias Sanitarias, pero para que ello sea eficiente es este profesional el que debe saber cómo hacer su trabajo. En ITEP tratamos de encargarnos de esta parte del proceso. Ahora acercamos la posibilidad, gracias a la Formación Online, a quien quiera afrontar esta profesión, sin la limitación de reducir a las paredes de un aula y en un horario concreto la adquisición de los conocimientos necesarios, esa realidad gracias a los medios técnicos de que disponemos y a la preparación y disponibilidad de un profesorado con experiencia en la rama sanitaria.