KFC. Estas son siglas que mucha gente, de todas las edades, reconoce a lo largo y ancho del mundo. Son las iniciales de una de las principales marcas de comida rápida que existen. Hace más de treinta años, esta cadena fue la pionera en poder ofrecer en todo el territorio norteamericano una receta homogénea de sus platos. Después de ella, otras muchas marcas de comida rápida crecieron rápidamente hasta, no solo abarrotar Estados Unidos con sus locales, si no también parte del mundo. Esos años, y este tipo de alimentación, conformaron una alianza que, vista en retrospectiva, trajo consigo la aparición de una de las peores olas de obesidad que ha conocido el planeta y que aún persiste en sus efectos. Afortunadamente, la industria alimentaria, por el peso que la denuncia social tiene, puso en marcha mecanismos que redujeran, dentro de lo posible, la calidad y cantidad que estos establecimientos dispensaban. Esto abre el debate sobre la responsabilidad que, no solo estos negocios, determinados sectores de la hostelería tienen hacia sus clientes. Hoy abordaremos este tema desde la perspectiva del conocimiento que tienen las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Dietética Online y que tan valiosa hace su opinión.

Ya son varios años los que, en ITEP, llevamos promocionando los beneficios de alimentarse de manera equilibrada y de manera que los elementos que componen la comida que ingerimos cuiden de nuestra salud. Lo hacemos mediante la formación de profesionales como el Técnico Superior en Dietetica. De este modo ayudamos a que estos profesionales traten a personas que les necesitan, al mismo tiempo que divulgan información real y efectiva sobre nutrición y, también, tratan de evitar, mediante su conocimiento, el desarrollo de enfermedades como la obesidad o la diabetes que, si no son evitables, son más llevaderas con una alimentación sana.

Precisamente es la actividad divulgadora de estos profesionales la que viene a colación. Si, perfiles como el de los trabajadores que hoy nos ocupan, proliferaran en determinados sectores de la hostelería y el turismo, el cuidado de la alimentación, en términos generales, estaría mejor cuidado.

En la actualidad, el respeto hacia del cuidado alimenticio del cliente, y establecimientos como hoteles y demás alojamientos está ubicado en un complicado equilibrio entre dos fuerzas a menudo contrapuestas, la del éxito empresarial y la fidelización de la clientela, y la de la salud alimentaria de esas mismas personas que se alojan en esos negocios.

Es oportuno decir que, de un tiempo para aquí, los asesoramientos, aunque sea por RSC alimentaria, se han multiplicado en zonas turísticas. De este modo, los buffets de hoteles y hospedajes varios presentan una oferta variada, algo más saludable y menos tendente al dulce industrial, el exceso de fritura, así como respetuosa con las tendencias actuales que se alejan de los productos cárnicos. Esta tendencia, no tan habitual como debiera, es una forma de cuidar del cliente, al tiempo que se hace pedagogía nutricional, un manera de hacer que puede, a la postre, ayudar también a promocionar los productos autóctonos de cada hospedaje.

Afortunadamente, en estos casos como el expuesto más arriba, se está dando con mayor asiduidad el hecho de consultar a expertos en nutrición a la hora de elaborar menús y ofertas de buffet en hoteles y otros alojamientos. Esto hace recaer la responsabilidad en profesionales como la del Técnico Superior en Dietética. Con ello en mente, desde ITEP nos tratamos de encargar de la formación de los profesionales de la disciplina del presente y del futuro. Y lo hacemos teniendo en cuenta el contexto vital de todos y poniendo a disposición de cada uno la libertad, mediante la Formación Profesional Online, de elegir el tiempo y el espacio físico donde quiera desarrollar sus estudios.