Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Radioterapia, vigilando la radiación ambiental

Inicio»Radioterapia»Técnico Superior en Radioterapia, vigilando la radiación ambiental
  • Técnico Superior en Radioterapia Madrid

Técnico Superior en Radioterapia, vigilando la radiación ambiental

El cine, ese entretenimiento que, pese a que cada vez cuenta con más y mejor competencia, sigue siendo el rey del tiempo libre. A esas grandes salas de multicines, o a esas más íntimas que son de toda la vida, es donde acudimos cuando queremos evadirnos y dejar en la puerta la realidad que nos acompaña a todos lados. Únicamente nos ocupa la mente en imbuirnos en la gran mentira que nos lanzan a 24 fotogramas por minuto y que nos hace creer que todo es posible, que podemos ser los protagonistas pasivos de historias de diferentes temáticas. Pero para que eso sea así, debe darse un proceso por el cual, aunque hoy la digitalización lo ha simplificado, un operario debe estar al tanto de que la proyección sea la perfecta, que la imagen, el sonido y todo lo demás esté a la altura y de que el dispositivo de emisión de imágenes este perfecto. Sin esta parte, la otra se empobrece. En una realidad diametralmente opuesta, pasa algo parecido. Como bien saben las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Radioterapia en Madrid, por ejemplo, de su labor de control del equipamiento y de su funcionamiento depende el éxito de un procedimiento vital para la salud el paciente.

Dejando claro que el párrafo anterior huye de ser una comparación siendo más bien el acceso más llano al concepto que queremos desarrollar, queremos resaltar la importancia del Técnico Superior en Radioterapia en tanto en cuanto del desarrollo de su trabajo puede depender la eficacia de una terapia que está demostrando su efectividad en la lucha contra el cáncer. Sin embargo, hay una parte de su labor, algo menos conocida, que pone en riesgo su propia salud, la exposición consciente o accidental a la radiación. Es por eso qué hoy queremos conocer algo más sobre el dosímetro, ese aparato que mide y controla que las dosis de radiación se mantengan por debajo de niveles peligrosos.

Debemos comenzar por definir lo que se entiende por dosimetría. Respondiendo a este concepto como la “rama de la ciencia que se ocupa de la medida de la dosis absorbida por un material o tejido como consecuencia de su exposición a las radiaciones ionizantes presentes en un campo de radiación”, se usa, como método de medición el uso de dosímetros, cuya definición exacta es la de un “dispositivo que exhibe unas propiedades físicas diferentes a las normales cuando es sometido a la exposición a radiaciones ionizantes. Esta variación en sus propiedades es detectable y cuantificable y sirve para la medida de dosis de radiación, una vez que el dosímetro es calibrado adecuadamente”.

Pudiendo ser, por regla general de dos tipos, pasivos (termoluminiscentes) o activos (electrónicos), son los encargados de certificar que el entorno de trabajo de estos profesionales, y los pacientes, es seguro y no comporta más radiación de la necesaria. La diferencia, entre uno y otro tipo de aparato, reside en su autonomía, en la forma y expresión de la medición y si los resultados de la misma son a posteriori o en tiempo real, característica esta última que aumenta el uso de dosímetros electrónicos.

Como queda patente, la importancia de este equipamiento es capital para el Técnico Superior en Radioterapia. Por eso en ITEP ocupamos tiempo de formación de los futuros profesionales de esta disciplina de cara a que conozcan los principios de medición y control de la radiación, lo cual incluye el uso de dosímetros. Para ello utilizamos el método que llevamos por bandera. La combinación de un profesorado con experiencia y unos medios didácticos a la altura que permitan al equipo docente ilustrar a su alumnado en el mundo laboral que encararán el día de mañana.

24 de mayo, 2018|Radioterapia|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.