Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Radioterapia, las posibilidades públicas

Inicio»Radioterapia»Técnico Superior en Radioterapia, las posibilidades públicas
  • Técnico Superior en Radioterapia Madrid

Técnico Superior en Radioterapia, las posibilidades públicas

No hay porque se modesto cuando la verdad está de tu lado. Desde hace décadas, la sanidad española ha estado en lo más alto de los estándares de su disciplina a este lado del charco. Durante muchos años España ha sido un referente en cuanto a la donación y trasplante de órganos. Los médicos, y personal sanitario, españoles han sido reclamados por media Europa para aumentar y enriquecer sus plantillas. Poco a poco, y paso a paso, se ha ido recortando la distancia que, en su momento, países como Estados Unidos nos aventajaba en materias como la lucha contra el cáncer. Houston durante mucho tiempo fue la tierra prometida para los enfermos que sufrían un proceso oncológico y tenían los medios económicos para poder tratarse allí, quizá Rocío Jurado sea el caso más paradigmático de ello. Eso se ha ido sufragando. Quizá en materia de medicina privada más que otra cosa, pero ahora mismo en España se llevan a cabo tratamientos tan efectivos o más que los más punteros del resto del mundo. En estos días, gracias también a la formación y el desempeño de personas como las que realizan el Curso de Técnico Superior en Radioterapia en Madrid, por ejemplo, se puede estar dando otra vuelta de tuerca.

Desde ITEP podemos dar fe de que la formación que recibe el Técnico Superior en Radioterapia es de lo más completa, exigente y férrea. Sus conocimientos les llevan a conocer la mejor manera de tratar a un paciente desde la comprensión y la empatía, las potencialidades de la radiación y su manera de aplicarla, o la prevención de riesgos al medir la ídem que se aplica en cada caso. Lo que no aprenden en ninguno de los casos es a diferenciar su trabajo en función de si este se desarrolla en un centro médico de naturaleza pública o si este es privado.

En un proceso que lleva en marcha ya unos años, la equiparación de la medicina pública a la privada se está viendo en la inversión que se está haciendo en renovar y cuidar los equipamientos existentes y en el afán por capacitar a los centros públicos de potencialidades que lo hagan posible. Uno de esos ejemplos es el que posibilita, a hospitales públicos como el Virgen de las Nieves granadino, el hecho de que puedan realizar procedimientos que hasta la fecha no podían realizar.

La implementación de un novedoso acelerador lineal de última generación, unido al trabajoso desempeño de sus funciones de un amplio abanico de profesionales sanitarios, ha concedido la oportunidad a la sanidad pública, andaluza en este caso, de poder afrontar el tratamiento de tumores de alta dificultad, no propicios para la cirugía o localizados en sitios difíciles de tratar. Todo ello es posible gracias a la captación de imágenes de diagnóstico previas, la creación de un modelo 4D que sirva de guía o las eficientes inmovilizaciones del paciente que hacen de este equipamiento, y del personal que lo maneja, un poderoso recurso para el tratamiento de personas con cáncer y que no pueden, o no quieren, acudir a la sanidad privada.

Que recursos así estén alcanzando a la sanidad pública es, como no podía ser de otra manera, una excelente noticia. Desde ITEP nos esforzamos por nutrir a esos recursos del mejor personal para que sepa gestionarlos. En ese aspecto, tratamos de formar, a quien nos elige para conformarse como Técnico Superior en Radioterapia, bajo el prisma de la exigencia y el rigor. Para ello desarrollamos un método basado en la profesionalidad del profesorado, unos medios didácticos a la altura de las circunstancias y un calendario continuo de prácticas, tanto dentro como fuera del aula. Y funciona.

1 de abril, 2019|Radioterapia|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.