Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Radioterapia, la postura importa

Inicio»Radioterapia»Técnico Superior en Radioterapia, la postura importa
  • Técnico Superior en Radioterapia Madrid

Técnico Superior en Radioterapia, la postura importa

En el mundo del olimpismo, el hermano mayor, el que se lleva todos los parabienes son los Juegos Olímpicos de verano. Es esta una cita que aglutina las miradas de todo el mundo, que reúne en la villa olímpica a deportistas de todas las modalidades que intervienen, de todo el globo y de todas culturas convirtiéndose en un crisol de nacionalidades de convivencia intachable. La otra cara de la moneda, en cuanto a atracción mediática se refiere, son los Juegos Olímpicos de invierno. Quizá por se algo más concretos en cuanto a pruebas y nacionalidades participantes. En esta cita, se da una modalidad que es impactante de ver y extremadamente complicada de practicar. El biatlón combina el esquí de fondo, el más exigente de todos, con el tiro con rifle. En esta disciplina, la tensión del esfuerzo, la adrenalina de la persecución de un objetivo como es la medalla de oro, y la precisión milimétrica necesaria se juntan para hacer de esta prueba un reto al alcance de los mejor preparados. Algo parecido pasa en otros ámbitos profesionales, como bien saben las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Radioterapia en Madrid, por ejemplo, y veremos a continuación.

Hay ciertos componentes del biatlón que se pueden asemejar, a modo de comparación muy lejana, a la responsabilidad que el Técnico Superior en Radioterapia tiene en sus manos. La tensión por alcanzar el objetivo final, siendo mucho más valioso el hecho de conseguir salvar o alargar una vida que un metal olímpico. La adrenalina de saber que en unos minutos puede marcar la diferencia en un terreno tan complejo como el oncológico. Y el hecho de saber que el suyo es un trabajo en el que la precisión, como se ha demostrado recientemente, es un hecho diferencial en su día a día.

La radioterapia es un recurso en la lucha contra el cáncer que, cada vez más, está demostrando su efectividad, tanto a la hora de erradicar las lesiones tumorales como a la de reducirlas logrando extender la vida del paciente que pasa por sus manos. Esto es porque es un tratamiento que tiene incidencia directa y exclusiva sobre la zona donde persiste el tumor. O así debería ser. Un reciente estudio ha determinado que una desviación de tan solo 5 milímetros en la colocación previa del paciente en la sesión de radioterapia puede marcar la diferencia en la supervivencia del mismo. El trabajo de Corinne Johnson, estudiante del Centro de Investigación del Cáncer de Mánchester (Reino Unido), se ha centrado en los pacientes con cáncer de pulmón y esófago y ha podido demostrar que la desviación, tan nimia como parece, marcaba la frontera entre la afectación que la terapia podía realizar sobre el corazón. Para llegar a esta conclusión estudió a casi 800 pacientes de esta enfermedad y corroboró su posicionamiento tras pasar por radioterapia. Los pacientes con una desviación igual o mayor resultaban ser proclives a tener consecuencias graves en un porcentaje de entre el 30 y el 50% de los casos. De ahí la importancia de asegurarse de que las guías de sujeción y fijación postural del paciente sean lo más ajustadas posible.

Queda claro la importancia que en el proceso tienen las personas que aplican este tratamiento. Esto conduce inequívocamente a la importancia que la formación tiene en la vida laboral del Técnico Superior en Radioterapia. Y eso nos traspasa la responsabilidad a centros como ITEP. Por nuestra parte, ponemos a disposición de nuestros alumnos todos los medios, internos y externos para que aprendan la profesión de la mano de expertos en la materia y, siempre que es posible, en el entorno real de trabajo que les espera en el futuro.

24 de abril, 2018|Radioterapia|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.