Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Radioterapia, la comunicación importa

Inicio»Radioterapia»Técnico Superior en Radioterapia, la comunicación importa
  • Técnico Superior en Radioterapia

Técnico Superior en Radioterapia, la comunicación importa

Cáncer. Seis letras. Dos sílabas. Un universo. La definición que recoge la RAE es esta: Enfermedad que se caracteriza por la transformación de las células, que proliferan de manera anormal e incontrolada. Esta definición tan básica esconde tras de sí la cara b de este proceso, que es más correcto que llamarlo enfermedad. En el momento en que un diagnóstico se mueve en estos términos la persona que lo recibe entra en un estado de pensamientos acelerados en el que, pese a que hay un pensamiento único y preponderante, mil cosas pasan por su cabeza. Las consecuencias directas, las indirectas, los posibles resultados de ambos, el camino que tiene por delante, lo que tendrá que superar, la forma en que se lo va a decir a sus allegados, como piensa gestionar sus reacciones, y así un largo etcétera de cuestiones que de golpe se le manifiestan mentalmente. Naturalmente, el médico y un equipo especializado, entre los que pueden estar incluidas las personas que han realizado el Curso de Técnico Superior en Radioterapia en Madrid entre otras ciudades, se conforman como una base de estabilidad para poner en orden todos esos pensamientos y lograr así ser una fuente de información, con todo lo que ello conlleva.

Un porcentaje de ese equipo de asistencia y cuidado es, cuando así es necesario y recomendable, el personal encargado de aplicar la Radioterapia. Estos trabajadores sanitarios, con el Técnico Superior en Radioterapia a la cabeza son plenamente conscientes de que la aplicación en el mundo real de los conocimientos que adquiere durante su formación puede suponer la diferencia entre la vida o la muerte del paciente, así de crudo y así de claro. Pero, además, quizá a un nivel algo más inconsciente, puede convertirse en una fuente de información para el paciente que se agarra a cualquier detalle para saber si su progresión va bien o menos bien.

Por esta razón, y por la delicada naturaleza de su trabajo, los responsables de esta área terapéutica reciben, durante su formación, instrucciones precisas sobre el proceso comunicativo y cual es la mejor manera de atender a los pacientes que pasan por sus manos sin que esta dedicación haga denotar mensajes que puedan ser malinterpretados o conformen indicios de buenas o malas noticias. Algunas de estas indicaciones apuntan a la necesidad de crear y expresar mensajes que se adecúen a la persona con la que comunican, que la simpleza del mismo sea la nota predominante, huyendo de excesivos tecnicismos y procurando que estén exentos de vaguedades y generalizaciones. Esto quiere decir que siendo concretos y emitiendo mensajes claros y ordenados apelando al entendimiento del paciente. Por otro lado, se aconseja buscar y procurar la comodidad y la privacidad del enfermo a la hora de comunicarse con él. También se aconseja prestar atención, durante la conversación, o, incluso, en la aplicación de la terapia, al lenguaje no verbal que pueda evidenciar algún tipo de información. La expresión facial, el movimiento y posición de las manos, o la distancia de separación con el interlocutor puede enviar mensajes de diversa naturaleza.

Esta es solo una parte de los conocimientos que se imparten en el ciclo que prepara, a quienes así lo desean, para convertirse en el Técnico Superior en Radioterapia del presente y del futuro. De esa formación depende, en mayor parte, el correcto desempeño profesional de estos trabajadores. Por eso mismo en ITEP nos tomamos muy en serio, como con el resto de disciplinas que impartimos, el compromiso que adquirimos con los alumnos de prepararles de la mejor manera posible de cara a su futuro laboral. Mediante un profesorado y equipo lectivo de contrastada experiencia y vocación, uno medios didácticos a la altura de la exigencia del curso y un calendario de charlas, visitas y prácticas, perseguimos ese objetivo.

6 de septiembre, 2018|Radioterapia|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.