Uno de los cómics más conocido a lo largo y ancho del mundo y la historia es la narración de una pequeña aldea del norte de Francia que aguanta estoicamente el asedio de uno de los imperios más poderosos que la propia historia ha hecho posible, el Imperio Romano. Los álbumes creados por René Goscinny y Albert Uderzo seguían las andanzas de esa aldea gala desde el humor y el disparate pero de una forma que ha logrado seguidores de todas las edades y de todas las nacionalidades. En las andanzas de Asterix y Obelix, hay un personaje que adquiere casi el mismo protagonismo que estos dos personajes, el druida de la aldea, Panoramix, es capaz de, usando los ingredientes naturales que tiene en su entorno y a su alcance, además de sus ancestrales conocimientos, crear una pócima que es capaz de dotar de unas capacidades sobrehumanas a quien la toma, de ahí la razón por la que la aldea en sí resiste el asedio. En términos sanitarios, una versión de esa pócima que ayuda a aguantar grandes asedios, sería la labor que realizan las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Radioterapia en Madrid, por ejemplo, si hablamos de la lucha contra el cáncer.

Igual que los romanos amenazaban con invadir la aldea, el cáncer amenaza con tomar el cuerpo de quién lo padece, por eso que la radioterapia es una de esas vallas de contención que ayuda al paciente a aguantar y tratar de vencer en esta batalla. En este sentido, la labor del Técnico Superior en Radioterapia es una de las alternativas más efectivas en este proceso que persigue la curación del pacientes. Como hoy veremos, este recurso está viviendo una evolución que puesto en combinación con otros adelantos puede crear un nuevo paradigma en el tratamiento oncológico.

En un estudio multicentro auspiciado por el Centro de Investigación Médica Aplicada, y con la participación de uno de los centros colaborador de ITEP, la Clínica Universidad de Navarra, ha iniciado la investigación de los beneficios de la combinación de la Radioterapia y cierto tipo de inmunoterapia en el tratamiento de determinados tumores de difícil tratamiento. De hecho, este avanzado proyecto ha sido reconocido por la Ayuda Accelerator que reconoce a proyectos trasnacionales y por equipos multicentro que alcanzan notoriedad y relevancia, y que está promovido por las principales instituciones sobre el cáncer de Europa.

La base de la investigación se resume en la aplicación de radioterapia en individuos de ensayo con diferentes tumores y aplicar agentes de inmunoterapia para determinar cual de ellos presenta una respuesta inmunizaría más poderosa. Eso en su primera fase, pero el estudio está atravesando etapas hasta llegar a la prueba de concepto en pacientes que reciben el tratamiento. La finalidad del estudio es provocar una respuesta, poderosa y continuada, del sistema inmune del paciente, de modo que, no solo afecte de manera importante al tumor irradiado, sino también a los secundarios que se encuentran a distancia de esa lesión oncológica tratada.

Esta combinación científica promete dar una nueva luz de esperanza en el tratamiento de determinados cánceres. Para ello, la preparación de las personas implicadas, como el Técnico Superior en Radioterapia, debe ser sólida y completa. Por ello, en ITEP tratamos de alcanzar los estándares óptimos de formación a los alumnos que deciden emprender este camino profesional. Para ello, aplicamos un método basado en la profesionalidad y preparación de nuestro profesorado, unos medios didácticos a la altura de las circunstancias y un calendario exigente y continuado de prácticas, charlas y visitas, tanto dentro como fuera del aula de modo que el alumno comprenda su labor profesional futura en toda su magnitud.