Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Integración Social, relaciones intergeneracionales

Inicio»Integración social»Técnico Superior en Integración Social, relaciones intergeneracionales
  • Fórmate en Madrid con ITEP y trabaja como Técnico Superior en Integración Social. Nuestros ciclos de FP tienen precios económicos y grupos reducidos Madrid

Técnico Superior en Integración Social, relaciones intergeneracionales

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha tenido la capacidad de reconocer sus propios limites y ha tenido la humildad de conceder a la experiencia la potestad de guiar a quien atesora menos conocimientos. En la antigua Persia, los afamados oráculos, garantes de respuesta y tutela de cara al destino de quien acudía a ellos, no eran más que ancianos que atesoraban conocimientos pasados. Las escuelas filosóficas de la Antigua Grecia estaban basadas en la existencia de pensadores que contaban con décadas de desarrollo intelectual sobre sus pupilos que les escuchaban y acompañaban nutriéndose de su sabiduría. Así podríamos poner varios ejemplos más, a lo largo de la historia, que ponen en valor la importancia que tiene los conocimientos que generaciones anteriores pueden aportar a la gente más joven. Bien es cierto, por otro lado, que vivimos tiempos convulsos a los que la convivencia entre ancianos y adolescentes no escapan. No son una ni dos las noticias que, en ocasiones, nutren los informativos de altercados entre jóvenes y personas de la tercera edad. Sin embargo, hoy estamos aquí, de la mano de las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Integración Social en Madrid, por ejemplo, para ver la otra cara de la moneda.

Esta parte del trabajo de estos profesionales se destaca menos de lo que se debiera. El Técnico Superior en Integración Social es experto en plantar cara a tópicos y estereotipos y, no solo desmentirlos, sino que también hacen de ellos materia con la que trabajar y visibilizar las necesidades de determinados colectivos. En este blog hemos hablado ya de varios de esos colectivos, en este texto echamos un vistazo a iniciativas promovidas por estos trabajadores para demostrar que la convivencia intergeneracional es un hecho, no sólo posible, si no algo buscado y promovido en más casos de lo que se presupone.

Los medios de comunicación y otras esferas sociales están construyendo un constructor generalizado de la juventud que no habla exactamente bien de ésta. Sin embargo, nunca meter en el mismo saco a toda una porción de la sociedad constituyó un ejercicio tan falaz. Igual que hay gente joven que se adhiere a ese estándar, hay muchos ejemplos de exactamente lo contrario. Los datos dicen que cada vez más personas jóvenes son conscientes y defensores de valores tan importantes como la comprensión, la convivencia o la empatía. Todo ello hace posible que se dé el espacio para iniciativas como la siguiente.

“Adopta un abuelo” es una propuesta que nació en la comunidad de Aragón y que ya busca personas que puedan ampliar la actividad por diferentes localidades españolas. El desarrollo de esta idea es incentivar la integración social de personas de la tercera edad, mediante la convivencia temporal con chicas y chicos jóvenes que deciden voluntariamente compartir su tiempo y vivencias con personas mayores. Esta iniciativa pone en el punto central de la misma a trabajadores sociales que velan por seleccionar a las personas participantes de modo que se garantice el enriquecimiento personal de ambas partes, así como garantizar, dentro de lo posible, el compromiso y la recurrencia de los encuentros.

Son actividades como esta las que ponen en valor el trabajo de profesionales como el Técnico Superior en Integración Social. Pero como siempre decimos, este desarrollo de su trabajo está amparado en la formación que atesoran estos profesionales. En ITEP, como centro formativo de la disciplina, hacemos todo lo que está en nuestra mano para formar, de la mejor manera posible, a quienes nos eligen para poner la primera piedra de cara a su futuro profesional. Un método basado en la ejemplaridad de nuestro profesorado, unos medios didácticos de excepción y un calendario exigente de prácticas, tanto dentro como fuera del aula.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.