Desde hace unos años ya, a raíz de su uso en un programa de actualidad, se ha instaurado como popular el concepto “Maldita hemeroteca”. Esta idea viene a ser un test coherencia que, mayormente, se ha aplicado a políticos de toda tendencia. En su gran mayoría, el hecho de confrontar a la persona actual con sus palabras de unos años atrás suele confluir en un acto de contradicción de lo más notorio. El pasado siempre puede volver para sacarnos los colores y ponernos en nuestro sitio. Eso no es de ahora, la historia está llena de ejemplos que sirven para ilustrar no solo lo contradictorio de nuestra naturaleza, sino también lo corto que puede ser el tamaño de nuestra memoria, lo rápido que rechazamos realidades por las que los nuestros han pasado en tiempos no muy lejanos y lo contundentes que somos al etiquetar a quienes necesitarían algo menos de eso y un poco más de resiliencia y empatía. A lo largo de los próximos párrafos vamos a ver que hay quien se está encargando de mostrar el camino a enfrentarnos al pasado para usarlo en el presente. Una opción muy real para las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Integración Social en Madrid, por ejemplo.

Como bien sabemos en ITEP, esta profesión es una de la más duras que hay. Pese a que los trabajadores de este ámbito se suelen proteger en lo emocional, las realidades con las que conviven suelen ser muy intensas. El Técnico Superior en Integración Social, con su trabajo, impulsa a esas personas a buscarse una posición de igualdad en la sociedad y para ello trata de ilustrar y concienciar a esa misma sociedad para que le abra el espacio que merecen esas personas cuyas dificultades vitales se lo han puesto difícil.

Los refugiados son uno de esos colectivos que, gracias a la labor de profesionales de lo social, buscan como incluirse en una sociedad que en más ocasiones de las que nadie quisiera les ha dado la espalda. Personas que han tenido que huir de su entorno hacia uno nuevo, que se les presenta hostil, por razones de las más variadas. Esto que hoy vemos en realidades que nos parecen tan ajenas, posiblemente a muchas personas españolas de avanzada edad les pueda sonar dolorosamente familiar.

Con ello en mente, traemos a esta líneas un proyecto europeo, con participación española, que busca la manera de entrelazar realidades paralelas entre refugiados actuales y la memoria de los que lo fueron en un pasado reciente. Con las nuevas tecnologías por bandera y las posibilidades que ésta brinda, el proyecto trata de poner en común los relatos de vida de refugiados actuales con experiencias de personas que vivieron una experiencia parecida y sobrevivieron a conflictos bélicos como la Guerra Civil. Del relato común de ambas realidades, se espera salgan materiales museísticos y educativos que pongan el acento en la resiliencia y la empatía como vehículo a una mejor integración social de lo refugiados a lo largo de toda Europa.

Convivencia, resiliencia, empatía y supervivencia. Son esta palabra habituales en el diccionario del Técnico Superior en Integración Social. Un trabajo importante pero ampliamente satisfactorio cuando, fruto del esfuerzo y el trabajo, todo sale bien. Sin embargo, al trabajo hay que sumarle otro elemento indispensable para que realidades sociales como las de lineas anteriores vean colmadas sus necesidades. La formación de quien puede ayudarles. Desde ITEP es algo que tenemos meridianamente claro. Por eso, mediante un método basado en la equiparación entre teoría y práctica y la ejemplaridad de nuestro profesorado, tratamos de formar a los mejores profesionales, de la especialidad, del presente y del futuro.