Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Integración Social, cuidando del colectivo invisible

Inicio»Integración social»Técnico Superior en Integración Social, cuidando del colectivo invisible
  • Técnico Superior en Integración Social Madrid

Técnico Superior en Integración Social, cuidando del colectivo invisible

Lunes 4 de noviembre. Un año más hemos sobrevivido, lo mejor posible, a la festividad de los dulces, las jaranas, los monstruos y los sustos innecesarios. Halloween ha pasado raudo y veloz dejando imágenes impagables a su paso. No tenéis más que ver los efectos, que produjo en ITEP la pasada semana, visitando nuestras redes sociales. En estos días de terror, hemos visto las televisiones, las calles y nuestras propias casas llenarse de disfraces apegados a la actualidad, los payasos de la película IT han aparecido por doquier, más o menos estrafalarios dentro de lo terrorífico y, en menor medida, de clásicos que nunca pasan de moda. Hace no tanto que esta festividad era una puerta abierta a la invasión de zombies, frankensteins, vampiros o momias, depende de lo que estuviera de moda en cada momento. Sin embargo, hay un personaje que, por motivos obvios, nunca ha tenido fácil ser popular en estos acontecimientos: el hombre invisible. Ser alguien al que no se puede ver tiene muchas y diversas ventajas, diréis. Hoy demostraremos, gracias al trabajo que realizan personas como las que hacen el Curso de Técnico Superior en Integración Social en Madrid por ejemplo, que puede ser más un problema que otra cosa.

Es obvio que no hablamos de invisibilidad como tal, si no de una suerte de pasar inadvertido que hace que la sociedad no sea consciente de la presencia de determinados individuos. Los profesionales del trabajo social tienen una especial sensibilidad para que esta invisibilidad no les afecte, más bien al contrario, son plenamente conscientes de las necesidades de esas personas y ponen todos los medios a su alcance para que se vean satisfechas. El Técnico Superior en Integración Social, en el texto de hoy del blog, pone sus miras en como puede conocer y ayudar a cambiar la situación vital de las personas sin techo.

Recientes informaciones han puesto negro sobre blanco que la pasada crisis económica, de la que aún pretendemos salir a nivel ciudadano, trajo consigo devastadoras consecuencias para muchas personas. Esto, traducido a números estudiados y confirmados, nos lleva a las cifras de más de 12 millones de españoles, el 26% de la población, en situación de privación material de naturaleza severa. En muchos de esos casos, el resultado de todo ello es la indigencia, traducida en muchas ocasiones como la mera supervivencia en la calle, sin un techo asegurado y con dificultades para la subsistencia básica.

Por desgracia, estas situaciones vitales extremas rara vez han sido tomadas en consideración por estudios sobre el fenómeno de la exclusión social. Y menos aún puestos en el escenario de estudio de los efectos psicológicos y mentales adversos que la vida en la calle parece acarrear. El hecho de estudiar la salud mental de estas personas, puede ser un campo de aprendizaje y, más aún, de visibilización de este colectivo por parte de trabajadores de disciplinas como la integración social. Un punto de partida que evalúe la situación de base y genere la conversación necesaria para poner los medios para paliar esta circunstancia.

El desarrollo de esa base teórica que impulse a un puesta en práctica de las soluciones que ésta proponga requiere de expertos y profesionales en la materia. Estos profesionales verían puestos a prueba los conocimientos adquiridos en su formación. Desde ITEP confiamos ciegamente en las potencialidades del Técnico Superior en Integración Social y en la preparación de la que les dotamos. En nuestro caso ponemos el acento en el aprendizaje práctico, mediante un completo calendario de visitas, charlas y ejercicios, amparado en unos medios didácticos de lo más completos, y en la preparación, a nivel docente y profesional, de nuestro profesorado.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.