Que al ser humano siempre le ha gustado ponerse a prueba es algo innegable. En todos los campos de nuestra existencia, el hecho de querer alcanzar metas más allá de nuestra zona de confort, ha sido una motivación constante. Incluso en nuestro tiempo de ocio hemos sabido cómo buscar los desafíos a nuestra inteligencia que nos satisfagan esos impulsos por alcanzar retos aparentemente inabarcables. En la antigüedad, sobre todo en la Francia victoriana, estos desafíos en tiempos de ocio se tradujeron en la creación de enormes jardines dispuestos en laberintos interminables por los que los nobles paseaban con el afán de perderse para luego tratar de encontrarse. Siglos más tarde, y con la informática por bandera, los videojuegos abrieron una puerta parecida con la proliferación de las denominadas aventuras gráficas, que no eran más que laberintos guionizados de gráficos de 16bits que proponían alternativas al personaje que se manejaba. A día de hoy esas aventuras han dado el salto a la realidad material mediante los scape rooms, salas llenas de acertijos y desafíos a la mente para tratar de escapar. Todo ello nos sirve de metáfora del trabajo que realizan las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico Online.

Del mismo modo que tras los laberintos o los scape room hay multitud de alternativas que llevan por un camino u otro, en el campo de actuación de estos profesionales pasa exactamente lo mismo. Su objetivo está meridianamente claro, deben obtener las imágenes más clarificadoras y nítidas posibles para determinar la existencia, o no, de alguna dolencia. Pero en ese camino, el Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico debe saber que alternativas a su alcance debe tomar para que eso sea así. Y del mismo modo pasa en la fase inmediatamente anterior a que el paciente se coloque en la camilla.

Las lineas de investigación, que están destinadas a determinar el itinerario óptimo para que las imágenes diagnósticas sean lo suficientemente útiles en determinados campos médicos, adquieren en este punto protagonismo. El Hospital Clínico Universitario San Carlos está participando en una investigación internacional con el PET por bandera. Los objetivos del estudio son determinar si esta técnica, siendo aplicada directamente en el cerebro, y no sobre el cuerpo entero como hasta ahora, puede arrojar información estructural más específica. Para ello el estudio ha contado con la participación de 300 pacientes repartidos en hospitales alemanes, estadounidenses y españoles.

Este estudio, del que se desprende que la realización de un PET específico de la zona craneal puede aportar información útil en base a la calidad y nitidez de la imágenes en comparación con el PET integral del cuerpo, puede abrir nuevas puertas en la investigación, diagnóstico y seguimiento de un buen número de dolencias preocupantes. Desde la demencia o el alzheimer, trastornos psiquiátricos o la epilepsia, hasta la neuro-oncología pueden verse afectados, para bien, si las conclusiones del estudio son las esperadas puesto que a más concreción en las imágenes mayor cantidad de información para abordar estas dolencias.

Cuando se producen estudios científicos de esta índole, podemos ver como la influencia española es cada día mayor, puesto que prolifera la participación de centros nacionales en investigaciones internacionales. El que hemos relatado más arriba pone el acento en la profesión de Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico. Desde ITEP, asumimos la responsabilidad de aportar en esta tendencia formando a los mejore profesionales posibles en la materia. Gracias a la FP Online y a los medios de que disponemos para desarrollarla, con unos medios tecnológicos de última generación y un equipo pedagógico excepcional, cualquier persona que tenga la motivación por emprender este camino profesional cuenta con nosotros como exigente aliado.