Aunque no cabe duda de que los padres son los principales protagonistas en la educación de sus hijos, aquella persona que ha realizado el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil en Madrid, por ejemplo, presenta una gran influencia en el desarrollo personal y social de los/as niños/as e incluso a veces de los propios padres. Para conseguir este desarrollo es fundamental, que el niño aprenda cuales son los comportamientos adecuados en una determinada situación, que aprenda a controlar su conducta, que los padres y educadores  establezcan límites y le enseñen a tolerar la frustración….
Actualmente están de moda los programas que dotan a los adultos de estrategias específicas para afrontar las dificultades que surgen en la tarea de educar a los/as niños/as. Concretamente, me refiero a programas como Super Nany, donde se entrena a los padres en técnicas de modificación de la conducta infantil.
El conocimiento de estas técnicas y su aplicación, es de suma importancia para los adultos, y especialmente para un educador infantil, por dos razones:
Porque permite realizar posibles escuelas de padres y proporcionarles indicaciones sobre cómo actuar ante determinados problemas de comportamiento, o indicarles la mejor forma de establecer hábitos y rutinas diarias en los más pequeños.
– Porque la educadora o educador puede aplicar estas técnicas en el aula cuando se den conductas cuya frecuencia queramos reducir o incluso eliminar, o bien, para aumentar, mantener o aprender conductas nuevas o adecuadas.
Muchas veces oímos a los padres y los propios educadores decir “este niño es muy travieso”;  “madre mía….esta niña se enfada por todo, no tiene arreglo”…..y estas afirmaciones no tienen por qué ser ciertas, porque tal y cómo corrobora la aplicación de las técnicas conductuales, la conducta humana se puede cambiar.
En ejemplos prácticos, estas técnicas nos van a ayudar, por ejemplo, a saber cómo actuar ante la rabieta de un niño que quiere algo que no le podemos  o no queremos dar; a saber cómo actuar cuando un niño hace algo bien y queremos que lo repita más veces, pautas de actuación concretas delante de episodios de desobediencia o  agresividad en un aula….
Por ejemplo, ¿qué técnicas podemos utilizar ante una rabieta? Tenemos varias opciones:

– la RETIRADA DE ATENCION: consiste en no atender cuando la conducta realizada por el niño no es la adecuada.
– el TIEMPO FUERA: consiste en retirar al niño de la actividad que está realizando y llevarlo a un espacio donde no haya entretenimiento durante cierto tiempo.
– la TAREA REPARADORA: el niño deberá restaurar el daño que haya hecho y mejorar la situación anterior a su conducta. Por ejemplo, si se orina en el suelo para llamar la atención, se le dice con tranquilidad que se cambie y pase la fregona por la superficie manchada.

Estas y otras muchas  técnicas, se combinan y nos proporcionan orientaciones de cómo actuar concretamente ante la rabieta, es decir, el educador conocería un modelo de pasos concretos a seguir ante una rabieta, por ejemplo:
1. Ignorar la conducta y continuar con lo que se estaba haciendo o iniciar una nueva tarea. (técnica de retirada de atención)
2. expresarle en primera persona el efecto que provoca su actitud. “me estoy enfadando mucho”.
3. Utilizar palabras clave o frases cortas, como: “basta”, o “se acabó”.
4. Decirle tranquilamente al niño que no va a conseguir lo que quiere: “lo siento, no voy a comprarte chuches”.
5. Añadir con firmeza cuál es el comportamiento que se espera de él: “cuando te tranquilices y dejes de llorar, te atiendo”.
6. Retirarse de la situación y darle al niño un tiempo para que reflexione (un minuto por cada año del niño). (técnica del tiempo fuera)
7. Pasado el tiempo de reflexión:
– Si no se ha pasado, repetir los pasos cuarto y quinto aumentando el tiempo de reflexión.
– Si se le ha pasado, reforzar la conducta: “cómo me gusta que estés así, tranquilo y que podamos seguir comprando”. (técnica del refuerzo positivo)

Anteriormente, se ha presentado un ejemplo concreto, una rabieta, para poder hacernos una idea de en qué consisten, pero como he dicho, un educador infantil, debe tener un amplio conocimiento de ellas. El curso de Educación infantil de ITEP te enseña todo lo referente a cómo se combinan, para que sirve cada una….ya que forman una de las herramientas más prácticas y eficaces a la hora de educar al alumnado.