tecnico superior en imagen para el diagnosticoLa Resonancia Magnética es un análisis en el que se toman imágenes detalladas de diferentes partes del cuerpo, es indoloro y al contrario de lo que mucha gente piensa, no se emite radiación, sino que se realiza a través de un campo magnético y ondas de radio, por lo que además proporciona mayor seguridad al paciente, estos equipos son manipulados por aquella persona que ha superado el Curso de tecnico superior en imagen para el diagnostico en Madrid, por ejemplo, y se compone por un gran imán con forma de anillo y un túnel en el centro en el que se sitúa al paciente a través una camilla deslizante, también existen resonancias abiertas, muy útiles para pacientes con claustrofobia.

Se utiliza para diagnosticar una gran variedad de afecciones en el cerebro, los pulmones, el tórax, la médula espinal, rodillas, muñecas, manos o pies por ejemplo. En ciertos casos las imágenes obtenidas son más claras que las que nos puede dar una radiografía, una TAC o una ecografía, de ahí su valiosa importancia al tratar problemas en ojos, corazón o aparato circulatorio.

El tecnico superior en imagen para el diagnóstico le pedirá a su hijo que se quite todo tipo de objetos metálicos, tampoco se pueden introducir dispositivos electrónicos en la sala de resonancia, los aparatos dentales no interfieren en la prueba.

Durante la realización de esta prueba de imagen para el diagnostico el niño o adolescente debe permanecer quieto, en algunos casos se utilizan sedantes administrados por vía oral antes de acudir al centro o por una línea endovenosa cuyo efecto dura entre 1 y 2 horas, en este caso el tecnico superior en imagen para el diagnostico debe estar informado de todo tipo de alergias o enfermedades que sufra o haya sufrido el paciente.

Hasta que comience la prueba podrá acompañar a su hijo, en algunos centros le dejarán estar a su lado incluso durante la realización de la misma, si no es así podrá estar en una sala contigua junto al tecnico de imagen para el diagnostico donde podrá ver a su hijo a través de una ventana o incluso hablar con él mediante un interlocutor, lo que tranquilizará al niño o adolescente si permanece despierto. En último caso deberá permanecer en una sala de espera.

El tecnico superior en imagen para el diagnostico colocará a su hijo en la posición correcta en la camilla antes de comenzar y la duración de la prueba dependerá del estudio que se esté realizando, en algunos casos será necesario administrar al paciente una solución de contraste por vía endovenosa, está solución permite resaltar ciertas zonas para que los médicos vean más detalles, esta solución es segura y las reacciones alérgicas son muy inusuales.

Tanto si se realiza con sedación como si se administra contraste se le realizarán las preguntar oportunas para adoptar las medidas necesarias, tanto el tecnico superior en imagen para el diagnostico como el resto del personal sanitario del centro estarán preparados para ofrecer tratamientos inmediatamente.

Los resultados obtenidos los analizará un médico radiólogo especialmente capacitado y una vez interpretados se los remitirá a su médico para que le de los resultados de la prueba, en la mayoría de los casos no se dan los resultados nada más terminar la resonancia.

Se recomienda que hable con su hijo antes de realizar la prueba para que le pueda explicar cómo funciona, que no es peligroso, doloroso, etc. que en ocasiones pueden producirse ruidos provenientes del equipo de resonancia, que es normal y no debe asustarse y que nada más terminar se puede ir uno a casa ya que no requiere ningún tratamiento posterior, excepto si hay sedación, en cuyo caso se irá a una sala de recuperación. En algunos casos en el propio centro se recomienda que padre/madre e hijo den una vuelta por la sala de resonancia para conocerla antes de realizar la prueba. Cualquier duda se la podrá resolver el tecnico superior en imagen para el diagnostico que le atienda durante la realización de la resonancia magnética.

Todos los alumnos que logran superar este curso con ITEP. salen sobradamente preparados para afrontar este tipo de situaciones y son capaces de manejar escenas de ansiedad en pacientes jóvenes que se someten a estas pruebas diagnósticas.