tecnico de integracion socialEsta semana vamos a abordar un tema que es de especial interés para aquel que haya realizado el Curso de tecnico superior en integracion social en Madrid, ya que forma parte de uno de sus módulos teóricos (pautas básicas y sistemas alternativos de comunicación) así como es imprescindible saber si, por ejemplo, uno de sus sectores de intervención es llevando a cabo programas con niños o adultos con autismo en centros de enseñanza, residencias, centros ocupacionales, centros especiales de empleo… Estamos hablando de los apoyos visuales.

Se dice que las personas con Autismo son aprendices visuales y que de este modo toda aquella información que sea presentada de forma visual y secuencial es infinitamente más fácil de comprender que la que se presenta de forma auditiva y/o temporal. Esto es así porque las personas con autismo presentan dificultades comunes en: la anticipación de actividades; la atención conjunta en algo que le muestra otro; la abstracción de conceptos generales y el manejo del código lingüístico. Todo esto añadido a la notable capacidad visoespacial que tienen, hace de los apoyos visuales un instrumento fundamental para el trabajo del tecnico de integracion social con las personas con Autismo.

Pero… ¿qué es un apoyo visual? Simplemente es la forma en que transformamos una información verbal a información visual. Por ejemplo: en lugar de decirle al niño o adulto con autismo “vamos a comer”, acompañamos esta información verbal con un apoyo visual: dándole un tenedor, mostrándole una fotografía real del plato de comida, dibujándoselo o mostrándole la palabra escrita. Todo esto va a depender de la capacidad de abstracción y simbolización que tenga la persona con autismo. Por eso podemos hablar de apoyos visuales de diferentes tipos:

– Con objetos reales: informaremos visualmente de una actividad enseñando todo o una parte de la misma. Ejemplo: para lavarse los dientes mostramos un cepillo, para bañarse una esponja…

– Con fotografías: son las imágenes reales de una actividad: una foto de un coche si vamos a montar en coche; de la puerta del colegio o centro de día si vamos a ir allí…

– Con pictogramas en color o b/n: el adulto se los puede mostrar dibujándolo o utilizando programas que existen en el mercado con cantidad de ilustraciones, como el programa Boardmaker.

– Con la palabra escrita: presentándolo en mayúscula o minúscula.

Y ahora… ¿cómo saber qué apoyo visual es el más conveniente? Proponemos una forma de analizarlo: le pedimos a la persona con autismo que empareje entre objetos reales y: fotografías, pictogramas y palabras escritas. Si empareja el objeto real con fotografías pero no con pictogramas, podemos decir que debemos trabajar prioritariamente con anticipación de situaciones, actividades… a través de fotografías. No obstante, podemos asociar dos apoyos visuales diferentes para una misma información con el objetivo de ir facilitando el tránsito de un tipo más sencillo a otro más complejo. Por ejemplo: si queremos indicar que “se tiene que bañar”, le mostramos una foto de la bañera junto a un pictograma o dibujo de la bañera. En este caso la idea es quitar finalmente la foto y quedarnos con el pictograma, que requiere una mayor abstracción.

Nos surge otra pregunta: ¿para qué nos van a servir o en qué situaciones es más recomendado utilizar los apoyos visuales? Para el tecnico superior en integracion social esto es fundamental, ya que le ayudará a mejorar su interacción con la persona con autismo. Pasamos a describir varias situaciones:

– Para mejorar la estructuración temporal de las rutinas y actividades diarias: presentamos con apoyos visuales las actividades más destacadas del día o de una fracción del día. Cuando se vayan terminando, las tachamos, las damos la vuelta…

– Para explicar días especiales: se trata de anticipar hechos o lugares donde no vamos frecuentemente y para ellos ese día es una novedad, por ejemplo, una excursión, una visita a un familiar, ir a un centro comercial, ir de vacaciones… En este caso anticipamos mostrándole con apoyos visuales la actividad o actividades más relevantes de ese acontecimiento. Por ejemplo, si vamos a la playa, una foto de la playa, la sombrilla…

– Para explicar normas de conducta

– Para trabajar la elección: mostrándole varias opciones de comida mediante apoyo visual, pueden elegir por ejemplo qué es lo que prefieren comer

– Para mejorar el orden en el colegio, centro ocupacional, en el hogar…

En definitiva, los apoyos visuales serán para el tecnico de integracion social una estrategia fundamental de relación con las personas con autismo y sus familias (la orientación y el apoyo hacia éstas es fundamental) y le ayudarán a comprender mejor todo el mundo que les rodea.

Todos necesitamos “que nos entiendan”, todos necesitamos transmitir sentimientos, emociones, ideas… aunque no todos lo hagamos de la misma manera. Lo importante es que TODOS, tenemos algo que decir.

Si quieres formarte, de la mano de los mejores profesionales, y convertirte en un tecnico superior en integracion social visita ITEP, podemos ayudarte.