Ésta semana hablamos con María, una antigua alumna del Centro, que se preparó con ITEP el Curso de Auxiliar de Enfermeria en Madrid, y con quién mantenemos contacto desde hace algunos años, le hemos pedido que nos cuente su experiencia laboral a lo largo de éste tiempo.auxiliar de enfermeria

“Me llamo María y tengo 23 años. Soy auxiliar de enfermeria desde hace 4 años, y trabajo en una residencia de personas mayores desde hace 3 años y medio. Desde pequeña, siempre he querido ayudar a las personas, quizás porque mi madre es enfermera, y he vivido desde muy cerca lo gratificante que es ayudar a gente que lo necesita.

En la residencia trabajo con personas mayores, algunas tienen deterioro cognitivo, otras tienen discapacidad física y otras se encuentran bien, pero simplemente ya no quieren o pueden vivir solas en sus casas. Con todas ellas comparto muchos momentos, tanto cuando les ayudo en la higiene diaria, como cuando les ayudo a vestirse o participo en las diferentes actividades con ellas ya sea fisioterapia, terapia ocupacional, actividades de ocio, manualidades…

En muchos casos somos su único apoyo, sus confidentes, y acabamos siendo parte de su familia. Nos cuentan sus inquietudes, miedos, y se sinceran con nosotros hablando de temas que no quieren hablar con sus hijos o familiares para no preocuparles. Y a pesar de que nosotros, les aportamos mucho, lo que recibimos es mucho mayor. Nos dan consejos, nos cuentan sus experiencias, y comparten su vida con nosotros en muchos casos como si fuéramos incluso sus nietos. Hay momentos en los que tenemos más relación con ellos que con nuestra propia familia, debido a la cantidad de horas que pasamos con ellos. Además es muy satisfactorio recibir  ese cariño, y más cuando estás haciendo algo que realmente te gusta.

Algunas veces puede resultar más difícil desempeñar este trabajo de auxiliar en enfermeria, debido a que les acompañas a pasar sus últimos años de vida, pero definitivamente, la recompensa supera con creces las dificultades de desempeñarlo.

La Real Academia Española define el Envejecer como “Dicho de una persona o de una cosa: Hacerse vieja o antigua” o “Durar, permanecer por mucho tiempo”.

Pero envejecer es algo más.

Las personas mayores representan el grupo más heterogéneo y variado, con diferencias físicas, culturales, mentales, biológicas, históricas… que no sólo hacen que se distingan de niños y adultos, sino que además entre ellos puede que compartan el envejecimiento cronológico, pero no el vital.

A lo largo del envejecimiento se producen deterioros y pérdidas pero también se mantienen la experiencia y los aprendizajes, e incluso se adquieren nuevas habilidades para poder afrontar y adaptarse a éstas pérdidas, así como la capacidad para seguir creando y participando socialmente.

La calidad de vida de las personas mayores depende en gran medida de factores biológicos (asociados a la enfermedad y la salud), pero también de factores culturales, sociales, a los hábitos de vida y las características personales de cada mayor influyen en la vivencia y grado de satisfacción de esta calidad de vida.