Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico en Emergencias Sanitarias Online, violencia inaceptable

Inicio»Emergencias sanitarias»Técnico en Emergencias Sanitarias Online, violencia inaceptable
  • Técnico en Emergencias Sanitarias Online

Técnico en Emergencias Sanitarias Online, violencia inaceptable

En un pasado no tan remoto, la transmisión oral de historias, leyendas y paradojas hacían volar la imaginación, al tiempo que ejercían de camuflado aprendizaje, a los más pequeños y no tanto. Son muchas las historias que hacían reflexionar sobre la existencia humana y los valores que la acompañan, o deberían hacerlo. Una de las más celebres fábulas es la que se conoce como la del escorpión y la tortuga. En ella se cuenta las desventuras de un escorpión que un día, caminando por la selva llegó a la linde de un rio. Ante su incapacidad para sumergirse en el agua se lamenta e incluso solloza en voz alta. En esas que una tortuga pasa en ese momento por la orilla y escucha llorar al escorpión, se le acerca y le pregunta si necesita ayuda. El escorpión le dice que necesita cruzar, pero no puede. La tortuga se le ofrece de ayuda y, sobre su caparazón, le acerca al otro lado. Al llegar allí, el escorpión le clava su aguijón y la mata. “Es mi naturaleza” le dice. Con esto en mente, hoy conoceros a los “escorpiones” que sufren las personas que superan el Curso de Técnico en Emergencias Sanitarias en Madrid, por ejemplo.

Los profesionales sanitarios de esta naturaleza no son unos desconocidos para los que estáis al otro lado de la pantalla leyendo esta entrada del blog de ITEP. El Técnico en Emergencias Sanitarias es aquel cuyos nervios se ponen en tensión en el momento en que la alarma suena porque alguien necesita ayuda. En cuestión de segundos están prestos y dispuestos a dirigirse al foco central de aquello que sucede, y que puede ser un escenario potencialmente peligroso para una o más vidas humanas. Sin embargo, pese a esta honorable actitud en el trabajo que realizan, en ocasiones se ven envueltos en problemas por la actitud beligerante de los atendidos.

Esta actitud, digna de la del escorpión de la fábula, se reproduce más de lo que sería mínimamente recomendable. Cada fin de semana, el personal de emergencias sufre, de media, 26 agresiones por parte de las personas a las que atienden. Ya sea por la agitación y los nervios de una situación tensa y la traducción de esta, por parte de enfermos y familiares, como un proceso abierto a la agresividad, o por el grado etílico de según qué contextos de actuación, el personal de SAMUR, u homólogos, puede verse atacado.

Por eso mismo, desde los distintos sindicatos de esta disciplina sanitaria, se pide ayuda a las administraciones para minimizar estos episodios violentos contra los profesionales que sólo pretenden auxiliar a quien así lo requiere. Las peticiones son claras y ostentan un ejercicio de sentido común. Se pueden reducir al establecimiento de protocolos de actuación, hasta ahora inexistentes o insuficientes, que puedan ser capaces de movilizar a personal de asistencia policial y que puedan intervenir en cuestión de minutos. La aplicación de un “botón del pánico” es una de las soluciones que está sobre la mesa y ya hay localidades que lo están instaurando a modo de experiencia piloto.

Estas medidas ayudarán a que la tarea del Técnico en Emergencias Sanitarias pueda ser llevada a cabo con la tranquilidad y seguridad que requiere su intervención. Una vez asegurado esto, la formación de estos profesionales tiene prioridad y salvar la vida de los asistidos el objetivo. Para que eso sea así, desde ITEP tratamos de formar a las generaciones presentes y venideras de TES, mediante un método basado en la preparación del profesorado, unos medios didácticos de excepción y un calendario de prácticas continuas y exigentes, para que estén preparados para cualquier situación de auxilio, incluidas las suyas propias.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.