Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Educación Infantil, descripción a golpe de tuit

Inicio»Educación infantil»Técnico Superior en Educación Infantil, descripción a golpe de tuit
  • Técnico Superior en Educación Infantil Madrid

Técnico Superior en Educación Infantil, descripción a golpe de tuit

Ayer, en el texto correspondiente a la disciplina de Emergencias Sanitarias comentamos muy de pasada, en apenas una frase, la demonización que, por regla general se hace de los efectos que la tecnología hace en las personas. Más concretamente las tintas se cargan contra las redes sociales y su efecto e impacto en el día a día de millones de personas. Es cierto que las controversias están ahí en el caso de Facebook y su relación extraña con el concepto de privacidad, y de igual manera pasa con la censura incongruente de Instagram o la falta de criterio de según que actuaciones de usuarios de Twitter. Pero seguramente, y en esto esta última red social sea un caso paradigmático, no nos estamos dando cuenta de que una aplicación de estas características no es más que el reflejo virtual de nuestro yo más puro, aquel que no se ve afectado por los filtros de lo que la socióloga Elisabeth Noelle-Neumann llamaba la “espiral del silencio”. Es cierto que hay mucho desaprensivo que usa esta, y otras, redes sociales de una manera reprochable, pero también podemos encontrar su contrapeso como veremos con las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil en Madrid, por ejemplo, como protagonistas.

Esta profesión de la que hablamos hoy, en este vuestro blog, es una de las que más consecuencias a posteriori tiene. Que los profesionales que la ejerzan lo hagan de la mejor manera traerá consigo que, los alumnos a su cargo, no sólo emprendan el camino a una formación que da sus primeros pasos, sino también vean en ellos un ejemplo del que se puede tomar nota. El Técnico Superior en Educación, cuando acaba su preparación profesional, sabe que tiene por delante una labor ardua, pero también preciosa, y esto, hay veces que no pasa desapercibido para los padres de los pequeños.

Hace unos días, en twitter, entre los cientos de tuits de política, los centenares de memes humorísticos y otros tantos microescritos sobre mil temas distintos, un hilo (una consecución de mensajes) ponía negro sobre blanco la situación que una madre había detectado en la educadora infantil que atendía a su hija. Por si queréis buscarlo, pese a que se ha viralizado y no es difícil, la autora se llama Vanesa de Lucio.

Las reivindicaciones que hace en sus mensajes, pese a ser justas y denunciar un mal endémico: la precariedad, no son el objeto del texto que estáis leyendo. Más bien nos queremos acercar a esos tuits desde la perspectiva de la madre que es plenamente consciente del enorme trabajo que realizan estos profesionales abnegados hacia y con los más pequeños de la casa.

Esta madre, que se ha tenido que despedir para siempre de la persona que ha cuidado de su hija, expresa de la mejor y más encendida forma como ha visto los horarios tempraneros en los que la educadora recibía de la mejor manera a su hija, como la cuidaba, enseñaba, ayudaba y orientaba, y como la decisión última que tenía que tomar había sido retrasada sólo por el amor a su profesión que aún tiene. Desde luego un ejemplo de los muchos que arroja esta labor.

Ya sea desde dentro del aula, o desde la persectiva de los progenitores, el desempeño del Técnico Superior en Educación Infantil no pasa desapercibido. La formación que reciben pone su granito de arena en ello. Por eso mismo, en ITEP tratamos de preparar de la mejor manera posible a las personas que nos eligen para sacar adelante los estudios que les brindarán un futuro en esta disciplina. Para ello contamos con un método basado en la preparación y experiencia de nuestro profesorado, unos medios didácticos de lo más completos y un calendario de prácticas muy exigente.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.