Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Técnico Superior en Educación Infantil, adquirir el poder de la palabra

Inicio»Educación infantil»Técnico Superior en Educación Infantil, adquirir el poder de la palabra
  • Técnico Superior en Educación Infantil Madrid

Técnico Superior en Educación Infantil, adquirir el poder de la palabra

“Cualquier mapa tiene leyendas, cualquier camino conlleva una dirección y no hay dirección sin brújula”. Esta sencilla frase, de autoría desconocida encierra una gran verdad, somos seres que necesitan, en gran medida una asistencia extra para desenvolvernos en el mundo. Cuando somos lo suficientemente hábiles con un mapa podemos encontrar el camino que nos conduzca a donde queremos llegar, si lo somos un poco más con una brújula, como reza la frase encontraremos el norte y sabremos ubicarnos, pero el reto de saber encontrar nuestro sitio en el mundo empieza mucho antes de todo esto. Cuando apenas hemos llegado a él se empieza un camino que nos debe llevar a entender y ser entendidos, a dejar de traducir la realidad que nos rodea en términos de tacto y confiando más en el oído y el habla, a dejar de recibir estímulos auditivos poco entendibles y que asociemos a cada concepto su significado. En definitiva, que, de la mano de profesionales como las personas que realizan, y superan, el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil en Madrid, por ejemplo, comencemos el proceso que nos conducirá a no sólo desenvolvernos en la vida sino, además, saber compartir con los demás el tránsito por ella.

Es posiblemente uno de los momentos más importantes durante el primer paso por el tramo inicial de la educación de cada persona. Guiados, como si fuera por la mejor de las brújulas, por el equipo de docentes, entre los que se encuentra del Técnico Superior en Educación Infantil, durante esta etapa los niños acumulan saberes que serán la primera piedra de un largo camino de aprendizaje, la escritura y el desarrollo del habla, así como la expansión de su vocabulario desde cero casi. Se convierten así, los trabajadores que le acompañan durante el proceso en el perfecto traductor entre el mundo que les rodea y la experiencia que van adquiriendo.

Como es obvio, este aprendizaje no es ni mucho menos inmediato, es y debe ser gradual, además de ser compartido por los distintos ámbitos de convivencia del niño, tanto en la escuela como el hogar familiar. Es en estos espacios donde se pueden llevar a cabo iniciativas que le ayuden en el desarrollo del lenguaje. Algunas de estas prácticas que se pueden poner en marcha, y que pueden ser utilizadas en los dos espacios son las siguientes:

– Poner atención en que el pequeño intervenga, que interactúe en el entorno social en el que se encuentre para que se adecúe al habla normalizado y de una manera natural.
– Los adultos que estén a su lado deberán hacer un esfuerzo por describir verbalmente las acciones que va realizando, así como por insistir en que el niño añada, a los gestos que realiza para expresar sus deseos, la palabra en la medida que le sea posible.
– Compartir momentos de ocio en que sea una posibilidad enseñarle, al peque de la casa, breves canciones o cuentos en los que participe mediante preguntas que se le harán para que mejore la construcción de frases.
– Procurar la inteligibilidad de las conversaciones que se tienen con el niño incluyendo palabras que poco a poco va aprendiendo.

En las manos del Técnico Superior en Educación Infantil está la capacidad de poner las herramientas necesarias, al alcance de sus pupilos, para que adquieran el lenguaje necesario para aprender a desenvolverse. Esta tarea vital para el futuro desarrollo de sus alumnos requiere de una preparación lo más completa posible. Sabiendo esto, en ITEP ponemos a disposición de las personas que nos eligen para formarse en esta disciplina, los mejores recursos, materiales y humanos, para que su formación sea lo más consistente posible.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.