Certificados de profesionalidadLos puzles tienen su encanto, desde que pones la primera pieza ya tratas de esclarecer la imagen que esconde. Pero para ello tienes que lidiar con un montón de piezas que no encajan con facilidad. Sólo hay un camino, la paciencia y el no cejar de intentarlo hasta que esas mismas piezas que nos desesperan van, poco a poco, encajando para lograr una visión mucha más clara de lo que estamos construyendo. Este pasatiempo, que ha sobrevivido a entretenimientos mucho más modernos, nos habla también del empeño de las personas por esforzarse en lograr un objetivo, en este caso hacer encajar las piezas hasta tenerlo acabado. En realidad el mundo funciona de un modo parecido al de un puzle. La sociedad trata de hacer encajar las piezas para que aquellos individuos que la forman cumplan con su función así como esas mismas personas se empeñan en acabar su puzle sintiéndose realizados encontrando un empleo, por ejemplo. Uno de los elementos que unen ambas partes de esa ecuación son los Certificados de Profesionalidad.

Este tipo de formación, nace de la necesidad social de cubrir determinadas ocupaciones asociadas al sistema productivo y las carencias que este presenta. A aquellas personas que elijan la vía de los Certificados de Profesionalidad, se les facilitarán los conocimientos, mediante una adecuada formación, que les acerquen y faciliten su inserción en el mercado laboral. En este sentido, cobran vital importancia aquellos centros que están dedican una parte de sus recursos a impartir este tipo de recursos educativos. La Comunidad de Madrid, a modo de ejemplo, también ha detectado la sensible labor que realiza este tipo de centros formativos, de modo que, como pudimos leer hace pocas fechas a través de nuestras redes sociales, ha decidido dotar económicamente, a los centros que preparen a sus alumnos para la obtención de los Certificados de Profesionalidad, con una partida sensiblemente superior a la del año anterior, demostrando que apuesta por este recurso educacional que trata de responder, como decíamos con anterioridad, a las necesidades de la sociedad desde el punto de vista laboral.

En atención a esa necesidad de cubrir puestos que son útiles para las personas que los llevan a cabo, pero, además, llevan implícita una carga de ayuda a terceras personas, en ITEP nos gusta poner el acento en hasta cuatro Certificados de Profesionalidad que cumplen escrupulosamente cada una de las características de este tipo de formación.

En este mismo blog hemos hablado alguna vez de lo necesarios que son los roles que ocupan las personas que han cursado el Certificado de Atencion Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales. La labor que realizan, y para la que se forman, es de vital importancia para las personas que van a recibir esa atención de la que habla el título del curso. Pero ahora además, en breves fechas empezaremos a impartir la variante de atención en domicilio de este Certificado de Profesionalidad. La cantidad de personas mayores y grandes discapacitados que necesitan ayuda para lo más básico, pero que no quieren abandonar su casa para internarse en una institución social, hacen necesaria la figura de una persona que pueda, pero que sobre todo sepa, como ayudar a esas personas en un marco laboral adecuado.

En un campo completamente distinto, se sitúa el Certificado de Profesionalidad de dinamización de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil. El hecho de poner el ocio de los más pequeños en sus manos y que, mediante el disfrute de ese tiempo libre sea capaz, la persona que se encarga de supervisar este proceso, educar en alguna medida a esos mismos jóvenes, merece que este tipo de formación gane en importancia. Es por eso que para nosotros es uno de los principales cursos que impartimos en ITEP.

Por último, pero no por ello menos importante, queremos destacar  el curso de docencia para la formación profesional y el empleo, que se encarga de formar a aquellas personas que a su vez acarrearán la labor de impartir acciones formativas para orientar sobre los itinerarios y salidas laborales que ofrece el mercado. Una tarea de formación y orientación que es altamente valorada.