Certificado de profesionalidadEs un hecho ampliamente comprobable que España es un país tendente a la ancianidad. Esto quiere decir que cada vez hay más ancianos y, al haber disminuido el número de nacimientos por diversas razones, la sociedad tiende a envejecer con rapidez. Estas dos variables, sumado al hecho de que, por culpa de la crisis económica que estamos sufriendo, parte de la población inmigrante, que tanto ha colaborado en mantener la base de la mediana edad en nuestra sociedad, ha decidido retornar a sus países de procedencia, y que, por tanto, la población total de nuestro país ha disminuido, no hace más que agravar esa situación.

Esta es la radiografía, de nuestro país, que se desprende de los fríos números, pero detrás de ellos hay una realidad que cada vez resulta ser más acuciante. El hecho de que haya un buen número de ancianos, hace que muchos de ellos necesiten asistencia, ayuda para llevar a cabo el día a día. Por desgracia, con el ritmo de vida que actualmente llevamos, no todas las familias pueden hacerse cargo de esa situación por sí mismas. Es por eso que se hace imprescindible la existencia de centros especializados en todos aquellos cuidados que estas personas necesitan.

Pero la existencia de estos centros, de por sí, no solucionan esa necesidad social de atención a las personas de la tercera edad de nuestro país, la cualificación del personal es el verdadero hecho diferencial que hace que esas personas gocen de una vida lo más cercana a la normalidad posible. Es en este escenario, en el que la formación, como la que supone el Certificado de Profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales en Madrid, adquiere una importancia vital. Es esta formación la que dará, a las personas que la completen, las capacidades para poder actuar, sabiendo el porqué de cada acción, de modo que se obtenga un beneficio para la persona receptora de la ayuda. Además, esta capacitación, permite a estos profesionales, realizar intervenciones en el ámbito higiénico-alimentario de la persona a su cargo, pudiendo esto traducirse en una mejora de su calidad de vida. Por si esto fuera poco, las personas cualificadas para la atención sociosanitaria en instituciones sociale
s, están preparados para ser los encargados de que la transición, entre la vida en casa y la vida en la propia institución, sean, para el anciano o anciana que lo requiera, lo menos traumática posible.  Por otro lado, este certificado de profesionalidad, supone una garantía de confianza para aquellas personas que dejan a sus seres queridos en manos de desconocidos.

Pese a que este tipo de formación suele asociarse con cuidados a la tercera edad, hay otro colectivo para el que el Certificado de Profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales es básico. Las familias con personas con algún tipo de discapacidad, y que necesitan de la asistencia de centros especializados en las mismas, necesitan apoyarse en personas que entiendan, ayuden y sepan cómo tratar a estas personas, de especiales características, de la manera correcta. Sobre todo, en el caso de las discapacidades psíquicas y sensoriales en las que se requiere de una sensibilidad especial y un trato acorde con la situación singular con las que estas personas, sean de la edad que sean, conviven día a día.

La necesidad de este tipo de formación, como acabamos de ver, es primordial para el bienestar de mucha gente que vive en nuestro país. Es por eso que en ITEP, hacemos todo lo posible para dotar, a las personas que pretenden conseguir este Certificado de Profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, de los mejores conocimientos en esta área.