La historia del cine está repleta de ejemplos de obras que han teorizado sobre las consecuencias del futuro mal entendido, mal proyectado o, directamente, incomprendido. Una de esas obras que puso al tiempo como la vara de medir tuvo lugar en 1985. Robert Zemeckis se puso a los mandos de la producción de “Regreso al Futuro”, una, a la postre, trilogía que jugaba constantemente con los conceptos de pasado, presente y futuro. Es precisamente en su segunda parte donde más peso específico adquiere el concepto de lo que está por venir, así como las consecuencias que tiene el hecho de que los personajes conozcan lo que les depara su vida al tiempo que les arma con las herramientas para poder evitar aquello que les supone, les supondrá, el futuro desde el punto de vista negativo. Esta potestad sería una gran ayuda en terrenos profesionales tan afectados por la actualidad como el de las personas que realizan el Curso de Técnico Superior en Comercio Internacional en Madrid, por ejemplo. Conocer los avatares que traerá el tiempo siempre es una ventaja, pero es aún mas poderosa si se sabe como adaptar el ámbito laboral al tiempo presente, como trataremos de ver en este post.

Como ya sabéis los que soléis ser lectores del blog de ITEP, nos gusta remarcar las vicisitudes que el trabajo de Técnico Superior en Comercio Internacional tiene. Por mucho que su formación le brinde un colchón de preparación previa, la naturaleza del trabajo mismo hace que sea un escenario laboral en constante evolución y cuyas características técnicas y humanas requieren de ajustes que faciliten el flujo de productos entre diferentes mercados. Además, es una labor que encuentra el cenit de su potencial cuando se dan convergencias que faciliten, lo más posible, el entendimiento entre los diferentes actores de esta actividad.

Precisamente, esa necesidad de trabajar en conjunto por el bien del flujo global del comercio internacional hace que se deban enfrentar los retos presentes de la disciplina desde un punto de vista comunitario de amplias miras. Frente al sistema de bloqueos que sustentan el pasado inmediato y que tienen en los máximos exponentes de ello a Estados Unidos y China, la vía del multilateralismo, donde se puedan tomar decisiones operativas entre naciones de manera independiente, puede ser una senda que ayude a superar los retos que el presente, pero también el futuro de una manera muy marcada, pueden traer.

En este sentido, España está abierta a la participación, en conceptos de comercio exterior, del multilateralismo tal y como comentó la ministra de exteriores, Arancha González Laya, en una conferencia que tuvo lugar en Munich hace unos días. En el encuentro con otros homólogos europeos, no dudó en destacar los retos que el comercio internacional afronta a nivel mundial: la revolución digital, la emergencia climática, las tensiones geopolíticas y los cambios sociales son solo algunos de los desafíos a los que la sociedad actual se enfrenta. Por eso es tan importante que la aportación de los profesionales de la materia aporten con su trabajo a superarlos.

Como se desprende de las palabras de la ministra, la labor que día a día realiza el Técnico Superior en Comercio Internacional es fundamental para superar las circunstancias que acucian al sector. Esto es más fácil, como hemos dejado claro, si los profesionales tienen una adecuada formación que les prepare para ello. Desde ITEP afrontamos ese compromiso mediante un método educativo basado en la preparación y experiencia real de nuestro profesorado, unos medios didácticos a la altura de las circunstancias y un calendario estricto y continuo de prácticas, charlas y visitas tanto dentro como fuera del aula.