Tecnico superior en imagen para el diagnosticoVivimos en un tiempo en el que, por desgracia, nos hemos olvidado de darle la importancia que tienen determinadas cosas, en pos de poner el foco en materias, a la postre, menos básicas. Una de esas cosas olvidadas es la investigación y el desarrollo de elementos que ayuden al avance, y mejoría, de la vida del ser humano. En el caso de la medicina, es evidente que sin investigadores y sus aportaciones, hubiera sido mucho más difícil llegar a la conclusión de que pudiendo ver el interior del cuerpo humano es más fácil hallar lo que le daña. Por tanto, es lógico pensar que el desarrollo de la imagen para el diagnóstico trajo consigo un gran avance, el de la tecnología que permite desde diagnosticar una obviedad como un hueso roto hasta un cáncer que ponga en riesgo la vida de quien lo sufre. Y en paralelo a ello, es obvio que la formación de las personas que han realizado el Curso de Tecnico Superior en Imagen para el Diagnostico en Madrid, entre otros sitios de España, ayuda a que los resultados de estos métodos de diagnosis puedan llegar, incluso, a salvar vidas.

Hace tan sólo unos días, saltó la noticia de que se está gestando un nuevo sistema de imagen para el diagnóstico que logrará llegar donde otras tecnologías aún no lo habían logrado. Ha sido un proceso largo, de varios meses, en el que se ha pasado de la investigación inicial, a un proceso de aplicación tecnológica, de los resultados obtenidos en esa primera fase, que dan como resultado, al menos, quince patentes aplicables al campo sanitario. Resultados que pueden, además, facilitar la tarea del tecnico superior en imagen para el diagnostico, a la hora de llevar a cabo la búsqueda de alguna patología que se estuviera produciendo en partes del cuerpo que, hasta hoy, no se era capaz de observar con la tecnología existente en el campo de la resonancia magnética convencional.

Básicamente, lo que el equipo del laureado científico José María Benlloch ha logrado, es que sea posible que las partes duras del cuerpo humano, como son los dientes o los huesos, puedan ser visiblemente representadas en las pruebas diagnósticas. Hasta hoy, se hacía necesario recurrir a los rayos x o a la tomografía axial computerizada (TAC), esta última mostrando de forma borrosa e insuficiente los tejidos blandos, lo que dificulta determinados diagnósticos. Según el equipo de este insigne investigador español, llegaron a la conclusión de que los huesos y dientes resultan invisibles a la resonancia debido a que la señal que emiten es demasiado rápida como para ser detectada por la tecnología actual. Están trabajando en una línea de investigación, de la que se espera arroje un prototipo a finales de año, que sea capaz de combinar esas velocidades de captación para que, en la misma imagen, aparezcan tanto tejidos blandos como aquellos que son más duros.

Esta búsqueda de una nueva tecnología en el campo del diagnóstico por imagen, no es la única en la que está trabajando este equipo de investigadores. Mediante la combinación de dos técnicas como son la propia resonancia magnética y la tomografía por emisión de positrones, se trata de lograr la creación de una nueva tecnología que sea capaz de registrar el funcionamiento de la mente humana.

Desde ITEP, no podemos más que alegrarnos por el hecho de que la investigación siga en la lucha por descubrir nuevas propiedades, así como la aplicación en nuevos campos, de la maquinaria y las técnicas que dependen de la pericia del Tecnico Superior en imagen para el diagnostico. Ahora falta que a la investigación se le dé la importancia que merece y cuente con los apoyos necesarios para que siga avanzando.