Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Auxiliar de Enfermería, verdaderas fuentes de información

Inicio»Auxiliar de enfermería»Auxiliar de Enfermería, verdaderas fuentes de información
  • Auxiliar de Enfermería Madrid

Auxiliar de Enfermería, verdaderas fuentes de información

El cine es umbral en el que se encuentran realidades distintas, experimentadas a destiempo y que pueden coincidir, o no, para aquello que fue concebido. Es la frontera donde los autores de esas obras ponen su empeño en la creación y exposición de las mismas, al tiempo, aunque tiempo después de este proceso, que desafían al espectador mientras se somete a su juicio. Es la más popular de las artes, culpable de emociones básicas, de reflexiones profundas y también alguna que otra confusión. Así podemos descubrir en un cine las potencialidades de personas a las que, erróneamente, no se les supone. Podemos reír o llorar. Podemos conocer episodios de la historia, pasados por el tamiz de la ficción y hacernos reflexionar sobre ellos. Pero también nos puede llevar a confusión. El ejemplo paradigmático son las películas de espías. Gracias a ellas pensamos que estos agentes de información se la juegan en velocísimos coches de lujo, rodeados de personas atractivas y que a la mínima se ven envueltos en situaciones de riesgo y efectos especiales, y no. Su trabajo se basa en conseguir información que pueda ser útil a otras personas. Visto así… ¿podríamos decir que las personas que hacen el Curso de Auxiliar de Enfermería en Madrid, por ejemplo, son espías sanitarios?

Como acabamos de saber, lo que en la realidad se conoce como espía es la persona que recolecta información por diversos métodos para hacerla útil y utilizable por otras personas que persiguen un fin. Si trasladamos esto al ámbito profesional del Auxiliar de Enfermería, sabiendo que es sólo una de sus facultades, podemos decir que, del equipo sanitario que rodea al paciente, es el personal que más fácilmente puede acumular información, del estado y evolución del enfermo, debido a la relación tan cercana que se desarrolla durante el tiempo que dura la permanencia del enfermo en el hospital.

Pero claro, este la recolección de información no es un proceso nada fácil, más aún en el caso de las personas hospitalizadas, cuya personalidad se ve afectada por esta situación. Entonces, ¿Cómo obtienen, estos profesionales sanitarios la información que necesitan para contribuir con ella a la mejora del enfermo? Por tres vías principales:

– Comunicación: Mediante el intercambio de mensajes emitidos y recibidos, tanto verbal como corporalmente, se pueden conocer muchos detalles de los que se necesita saber. Seguramente la fuente primaria de información, el conocimiento parte de la conjugación de los estilos de comunicación que denoten los ánimos sumiso, agresivo o asertivo que gobiernan la relación paciente-profesional sanitario.
-Control Emocional: La modulación de los estados de ánimo, el conocimiento de las sensaciones y de los sentimientos de ambas partes de esta relación profesional también es una poderosa fuente de información.
– Observación: Por último, pero ni mucho menos menos importante, se cuenta con el método más indirecto de obtención de información, la observación. El estudio de los comportamientos y costumbres del paciente, sin intervención directa hasta que llegue el momento. Puede ser sistemática o puntual, pero ambas convergen en la capacidad que debe tener el personal sanitario para el análisis y la síntesis de lo observado, diferenciando categorías como las que signifiquen la expresión de una señal, de un síntoma o de un síndrome por los que esté pasando del paciente.

Este proceso de recolección y análisis de información es una de las ocupaciones más vitales que realiza el Auxiliar de Enfermería, puesto que de ello puede depender la evolución del paciente. Por eso en la formación de estos profesionales se impone la enseñanza de estos conceptos. En ITEP así lo creemos, por eso contamos con el mejor de los profesorados para que ello sea una realizad, y de nuestras aulas salgan los profesionales sanitarios más preparados para el presente, y el futuro, de esta disciplina.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.